Profesionales por la  Ética ha sumado esta semana oficialmente su adhesión a la Alianza Iberoamericana por la Familia, cuya firma solemne tendrá lugar los próximos días 27 y 28 de octubre en el marco del 100 Congreso de la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) de México y la IV Cuarta Cumbre Iberoamericana de la Familia (“Familia, educación y paz. Por la grandeza de Iberoamérica”).

Dichos eventos, que tendrán lugar en el Centro Banamex de la Ciudad de México, se  enmarcan en la celebración del 100 aniversario de la citada UNPF, una institución fundada en México el 27 de abril de 1917, a la luz de la Encíclica Rerum Novarum, por un grupo de padres de familia preocupados por la promulgación de la Constitución de 1917 que amenazaba, entre otras cosas, la libertad de educación y los derechos de los padres de familia, prohibiendo también a los miembros de las órdenes religiosas “establecer, dirigir o impartir enseñanza en los colegios”.

Como se explica en la convocatoria de su Congreso, “a 100 años de distancia, la UNPF ya es parte de la historia de México y continúa trabajando de manera ininterrumpida y con presencia nacional a través de los Comités Estatales, representando, orientando y organizando a los padres de familia en la defensa de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes, enfrentando los retos actuales; conscientes de que la grandeza de una nación se construye desde sus familias”.

Compromisos de la Alianza Iberoamericana por la Familia

La adhesión a la Alianza Iberoamericana por la Familia implica la asunción por parte de Profesionales por la Ética de un conjunto de compromisos plenamente coincidentes con su ideario y con su trayectoria de 25 años al servicio del bien común:

— Transmitir y compartir entre los diferentes países experiencias y prácticas exitosas sobre familia y educación.

— Influir en la propuesta de políticas públicas que beneficien a la familia y la educación.

— Preservar el derecho de los padres y madres de familia a educar a sus hijos de acuerdo a sus convicciones.

— Impulsar la investigación de la familia como generadora de bienestar social.

— Prevenir, canalizar y atender riesgos que puedan afectar el bienestar familiar.

— Promover la cultura de la paz a través de la familia como primera generadora.

— Vivir y promover el Decálogo de la Familia:

1. Vivir y alentar la esperanza de esta generación para que forme familias que sean testimonio de amor para el mundo.

2. Consolidar el compromiso de vivir el matrimonio conforme al derecho natural.

3. Promover la espiritualidad de la Familia para que pueda trascender en la historia contemporánea.

4. Organizar a las diferentes asociaciones que promueven los valores de la familia, para que unan fuerzas y puedan colaborar al Bien Común de las naciones Iberoamericanas.

5. Tomar el compromiso de que la Familia es y debe ser defensora de la vida.

6. Crear y promover políticas públicas y legislación que beneficien y protejan a la Familia.

7. Desarrollar una cultura del uso adecuado de la tecnología para el crecimiento y bien de la Familia.

8. Defender y promover el derecho de los padres de familia a educar a sus hijos conforme a sus principios culturales, morales y religiosos.

9. Promover la educación de la sociedad en base a una Perspectiva de Familia.

10. Invitar y promover al ámbito empresarial a generar una cultura laboral que fortalezca los lazos familiares

Mensaje a la UNFP

En un mensaje dirigido a la Presidenta de la UNPF, Consuelo Mendoza García, Profesionales por la Ética ha expresado a la centenaria asociación mexicana de padres la enhorabuena “por esta extraordinaria iniciativa y por el lema que habéis elegido para la misma: ‘El futuro está en la familia’”. “Nos unimos a vosotros de corazón deseándoos los mayores frutos de la Cumbre en favor de la familia y del bien común de nuestras naciones”.