Acaba de concluir en Ginebra el Foro PEKiN+20 de ONGs organizado por el Comité del Estatus de la Mujer, que toma como punto de referencia la Declaración de Pekín de 1994,

A esta reunión han asistido 600 representantes de asociaciones y entidades civiles. En la sesión dedicada a La Mujer y la Economía intervino Luisa Peña para presentar las propuestas de la iniciativa Mujer, Madre y Profesional, una iniciativa de Profesionales por la Ética cuyo fin es promover la defensa de la identidad femenina. Peña denunció, entre otros aspectos, lo siguiente:

  • La desigualdad de sexos en el ámbito profesional por la llamada “penalización por maternidad”o mobbing maternal.
  • La inexistencia de políticas eficaces de verdadera conciliación familiar y laboral.
  • La discriminación de la mujer que decide dedicarse a su familia y no trabajar fuera de casa.
  • El discurso “de género” que ha anulado la naturaleza de la mujer y su verdadera identidad.

Peña ha reivindicado el reconocimiento laboral, con efectos jurídicos y económicos, del trabajo de la mujer que decide dedicarse exclusivamente a la familia.

Otras ONGs asistentes al Foro, como Make Mothers Matter, mantuvieron similares posiciones a las defendidas por Profesionales por la Ética. Para la representante de Profesionales por la Ética, «algo está cambiando en los foros internacionales y ya son varias las voces que defienden que la identidad femenina debe respetarse en su totalidad, se debe invertir en la madres porque son ellas las que educan a los futuros buenos ciudadanos, que la discriminación en Europa se erradicará sólo si se brindan oportunidades atendiendo a las necesidades de las madres trabajadoras y sobre todo si se deja de estigmatizar a la mujer que decide exclusivamente dedicarse a su familia».

Para más información sobre la iniciativa Mujer, Madre y Profesional, pinchar aquí.