Profesionales por la Ética advierte que el gobierno catalán quiere imponer la ideología de género

El presidente de Profesionales por la Ética de Cataluña, España, Ramón Novella, ha presentado alegaciones al Anteproyecto de ley para una nueva ciudadanía y para la igualdad de mujeres y hombres, del Departamento de Acción Social de la Generalidad de Cataluña. Novella asegura que este texto «es un ataque contra los derechos de las mujeres y contra las familias catalanas». En opinión de Ramón Novella, el texto responde «a los planteamientos del feminismo radical y la ideología de género. Además, no se trata de una ley aislada, sino que responde a un proyecto dirigido a la construcción de una nueva sociedad, de acuerdo con sus criterios ideológicos y que se refleja en otras leyes ya aprobadas».

Zenit/InfoCatólica) Según Novella, el anteproyecto “recoge las reivindicaciones de los lobbys de lesbianas, transexuales y bisexuales; fomenta la distribución de anticonceptivos; da facilidades para la práctica del aborto libre y gratuito; impone un modelo educativo basado en la coeducación, lo que vulnera el derecho de los padres a educar a sus hijos, y se opone al ideario y el proyecto educativo de muchos centros docentes”.

En cambio –añade- no protege a la familia, pese a la obligación establecida en el artículo 39 de la Constitución; no establece ninguna ayuda a las mujeres embarazadas para que puedan tener a su hijo: no hay medidas específicas a favor de la natalidad ni de las familias numerosas. Tampoco establece medidas concretas para conciliar la vida laboral y familiar, ni adopta medidas contra la prostitución o la pornografía, pese a que son un ataque especialmente grave a la dignidad de las mujeres”.

En el documento presentado, Profesionales por la Ética de Cataluña pide suprimir los puntos antes denunciados y propone que se introduzcan en la futura ley diferentes medidas, entre ellas incrementar las ayudas familiares, en particular para las familias numerosas; apoyar a las mujeres embarazadas para que puedan tener a su hijo y luchar contra el aborto; mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar, o luchar contra la prostitución y contra la pornografía, impidiendo especialmente su difusión en los medios de comunicación y entre los menores.

Finalmente, Ramón Novella ha hecho un llamamiento a las familias y a las asociaciones para que se movilicen y luchen para modificar este anteproyecto.

Noticia publicada en Infocatólica