Representantes de 1000 objetores a Ciudadanía se reunen en Barcelona
 
Barcelona, 18 de octubre de 2008. Este sábado se ha celebrado la Jornada de objetores de conciencia frente al Área de «Educación para la Ciudadanía (EpC)». Los padres han defendido el derecho a la objeción de conciencia como forma de movilización social contra el intento de manipulación y adoctrinamiento ideológico del Estado.

La Jornada, convocada por un colectivo de padres y madres de alumnos, ha contado con el apoyo de diversas entidades, entre ellas el Foro Catalán de la Familia, el GEC (Grup d’Entitats Catalanes de la Família), el Foro Catalán de la Familia, el Instituto de Política Familiar de Cataluña, la Plataforma Dret a Escollir, Foro Arbil y Profesionales por la Ética de Cataluña.

El acto, al que asistieron más de 200 personas,  tuvo lugar en el colegio Loreto-Abat Oliba de Barcelona, con presencia de representantes de entidades del ámbito educativo y familiar y numerosas familias. Intervinieron como ponentes principales Josep Miró i Ardèvol, Presidente de e-Cristians, Jorge Buxadé, Presidente del Foro Catalán de la Familia, Ramón Novella, psicopedagogo y Presidente de Professionals per l’Ètica de Catalunya y Ana Victoria, Coordinadora de la Campaña de objeción en Cataluña. También contó con las intervenciones y testimonios de juristas y diversos padres objetores.

Josep Miró en su intervención afirmó que el Gobierno ha tomado una «deriva totalitaria» en la misión educativa, ya que quiere impartir aspectos morales más allá de los constitucionales. «El Estado quiere educar moral y religiosamente a los niños, o deseducarlos», criticó, y añadió que educar «es un derecho de los padres».

Jorge Buxadé insistió en que los padres tienen el derecho y el deber de educar, así como el derecho a escoger que educación quieren para sus hijos. El Estado ha de ser subsidiario de los padres, pero ahora pretende suplantar su patria potestad. Igualmente ha indicado que “los colegios violan la ley si no aceptan las objeciones ya que es un derecho constitucional que asiste a los padres”.

Ramón Novella explicó el alcance del conjunto de asignaturas denominadas Educación para la Ciudadanía, una norma aprobada sin consenso y sin tener en cuenta la opinión de los padres, y que supone un peligro real de manipulación y adoctrinamiento a fín de imponer una moral de Estado. Igualmente defendió que en este caso hay que ejercitar el derecho fundamental a la objeción de conciencia y a la libertad ideológica reconocidos en nuestra Constitución. Este acto – afirmó- es el principio de una movilización ciudadana en Cataluña en defensa de la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a educar a sus hijos sin intromisiones gubernamentales ni adoctrinamiento ideológico.

Ana Victoria clausuró el acto, y recordó que “los padres estamos advirtiendo al gobierno, que nos repugna lo que está intentando hacer con nuestros hijos y que no vamos a parar porque se trata de nuestra libertad”, y pidió a los padres que actúen, porque “Si de verdad creemos que la EPC es una intromisión y una violación del derecho a educar a nuestros hijos, tenemos la obligación ineludible de hacérselo ver a los demás.” Finalmente ha llamado a los padres y madres a la objeción diciendo que: “Vamos a presentar batalla, vamos a objetar,  en ningún caso el estado va a imponernos criterios ideológicos disfrazados de moralina.”