imagesEl médico no debe iniciar tratamientos fútiles (inútiles) y sin esperanza. La obstinación terapéutica es un error ético y una falta de competencia.

Sin embargo, no puede ser utilizado este argumento para pedir la retirada de soportes vitales básicos  como la hidratación y la nutrición que se administran a todo paciente con dependencia. Por eso, las leyes tipo «muerte digna» que se quieren introducir en la legislación actual, establecen la obligación del profesional  y el derecho del paciente (o de sus familiares) de modo genérico, a rechazar medidas de soporte vital sin especificar cuáles. De esta manera, se abre  la puerta a actuaciones contrarias a la lex artis porque si no se diferencia entre medidas  proporcionadas y desproporcionadas se da lugar, de hecho,  a eutanasias encubiertas.

María Alonso. Médico de Familia.

Ver también

Modos de introducir la eutanasia (I)