Según ha informado en un nota de prensa la Federación Europea de Asociaciones Católicas de Familias (FAFCE), el derecho a la vida ha vencido nuevamente en el Parlamento de la Unión Europea al haber fracasado una declaración escrita pro-eutanasia.

«Declaración escrita sobre la dignidad al final de la vida»: este era el título de una declaración escrita que ha fracasado al no alcanzar la mayoría exigible de miembros del Parlamento Europeo.

Utilizando términos engañosos y sin respetar el principio de subsidiariedad, la declaración escrita pretendía establecer que «Independientemente de su nacionalidad, todos los ciudadanos europeos que se encuentren en una fase avanzada o terminal de una enfermedad incurable que les cause sufrimiento físico o psíquico que no pueda aliviarse, deberían poder obtener ayuda médica para terminar su vida con dignidad». En otras palabras, esta declaración estaba promocionando la eutanasia.

Aunque una declaración escrita no puede nunca interpretarse como la expresión de la posición oficial del Parlamento Europeo, sino únicamente como la postura de los miembros del Parlamento Europeo que directamente la hayan firmado, lo ocurrido pone de manifiesto que solo la apoyaron 95 de 751 europarlamentarios.

El Presidente de FAFCE, Antoine Renard, ha declarado que «está claro que el lobby pro-eutanasia está empezando a trabajar activamente en el Parlamento Europeo. Esto supone un riesgo de que los responsables de las políticas europeas distraigan su atención respecto a lo que la UE puede hacer para promocionar entre los estados miembros las buenas prácticas sobre cuidados paliativos y el apoyo a las familias que cuidan a una persona al final de su vida. El fracaso de esta declaración escrita demuestra que la dignidad humana no puede ser un campo de batalla para las disputas políticas ni puede ser explotada como herramienta de ciertas ideologías. FAFCE continuará trabajando en favor de la dignidad humana, en su significado verdadero, poniendo a la persona en el centro».

Leer la fracasada declaración escrita pro-eutanasia, pinchando aquí.

Leer la nota de prensa original de FAFCE (en inglés), pinchando aquí.