Resulta que José Luis Lobo, de El Confidencial ni se ha molestado en preguntarnos antes de sacar una noticia presuntamente difamatoria que hace referencia a Profesionales por la Ética ni, una vez publicada, se digna a a ponerse al teléfono ni a contestar a nuestrs mensajes de tweeter. Su jefe tampoco está ni se sabe muy bien su hora de entrada: primero es a las 11, 30, luego a las 13, 30 y así. Por eso ya hemos mandado la carta exigiendo rectificación para proceder a continuación a las siguientes acciones judiciales, en caso de que no rectificaran.

Carta rectificación EL CONFIDENCIAL 31012012

Es una lástima, conviene habar las cosas antes de tirarse piedras. Nosotros no las tiramos; solamente le hemos mandado el correspondiente burofax.

Teresa García-Noblejas

Secretaria General y de Comunicación de Profesionales por la Ética