Hoy se celebra en Roma la canonización de Juan Pablo II, el gran Papa que marcó la historia de la humanidad en el tránsito al nuevo milenio y cambió la vida de millones de personas en todo el mundo, a través de un verdadero vendaval del espíritu. En la misma ceremonia, el Papa Francisco canonizará también a otro gigante del siglo XX, el Papa Juan XXIII, visionario artífice del Concilio Vaticano II.

Profesionales por la Ética se une de todo corazón a la alegría y la gratitud a Dios por estas canonizaciones. Específicamente, la invitación de Juan Pablo II a ser constructores de la Civilización del Amor, cuyo programa se encuentra trazado en la Doctrina Social de la Iglesia  -realizada en la Jornada Mundial de la Juventud de 1991 en Czestochowa (Polonia)-  fue el detonante del nacimiento de Profesionales por la Ética. Al cabo de los años, la asociación eligiría al Beato Juan Pablo II como su patrono.

La fuerza de la fe y el testimonio de coraje del nuevo santo en la defensa de la dignidad humana, creada a imagen y semejanza de Dios, han orientado también desde el principio el espíritu de servicio y el empeño de nuestra entidad como iniciativa cívica.