Nicolás JouveLa reciente  sentencia del Tribunal Europeo de Justicia en el caso 34/10 “Oliver Brüstle v Greenpeace e.V.”. a favor de la vida humana en estado embrionario, está dando lugar a un buen número de reacciones y comentarios. Y es que indudablemente este pronunciamiento del Tribunal de Luxemburgo marca un antes y un después en la protección de los embriones humanos.

En este sentido,  el profesor Nicolás Jouve -Catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá de Henares,Presidente de CíViCa y una de las voces más autorizadas para abordar este asunto- publica hoy en Páginas Digital un importante análisis en el que, tras destacar la «claridad y contundencia» de la sentencia en su definición de lo que debe entenderse por embrión humano, deduce la necesidad de revisión de dos leyes españolas de reciente aprobación: la  Ley 14/2006, de 26 de Mayo, de Reproducción Humana Asistida y de Investigación con Embriones, y la Ley 14/2007, de Investigación Biomédica.

«Estas leyes -argumenta el profesor Jouve-  quedan obsoletas y en flagrante ilegitimidad, por muchas razones, pero en concreto por la pretensión de considerar algo diferente a un embrión a lo que en estas leyes se llama «preembrión». Un concepto inexistente en Biología y creado con el fin de dejar desprotegida y habilitada para la utilización, con fines de investigación, esta fase inicial de la vida humana -desde la fecundación hasta la implantación-«.

Y es que «no es solo una manipulación del lenguaje, es una falacia que viene siendo denunciada desde hace mucho tiempo por la ciencia y que ahora cristaliza en la sentencia del tribunal de Justicia Europeo, al reconocer el estatus de embrión al organismo que empieza su existencia en el momento de la fecundación, y al establecer que se destrucción atente al orden público y la moral. Esto afecta de lleno a las citadas leyes españolas, en las que se legislaba sobre lo que ahora condena el alto tribunal europeo».

Leer el texto completo del artículo de Nicolás Jouve «La sentencia del Tribunal de Justicia Europeo a favor de la vida humana en estado embrionario y las Leyes españolas» (Páginas Digital, 03/11/2011).

Leer también en nuestra página «Histórico reconocimiento por el Tribunal Europeo de justicia del embrión humano desde la fecundación».

Ver el contenido íntegro de la sentencia de 18/10/2011 del Tribunal Europeo de Justicia enel caso 34/10 «Oliver Brüstle v Greenpeace e.V.».