el cartel n (bueno, y rosa y david)He recopilado algunos correos y comentarios de padres y madres objetores a EpC de la última semana, en los inicios del cuarto curso escolar que dan la batalla frente a EpC:

-Hola a todos:

¡Enhorabuena a todos los que han promocionado «fuera de clase»!
Ayer nuestro hijo asistió a su primera clase de bachillerato, en un nuevo colegio porque en el anterior no lo ofertan. Está muy contento.
Ha promocionado con dos suspensas, ¿adivináis cuáles?
Ahora comienza una nueva etapa. Gracias a todos por todo lo que hacéis.
En cualquier caso, seguimos en la trinchera. Ni un paso atrás.
Que Dios os bendiga.

-Con inmensa alegría, os hacemos partícipes de la noticia de que nuestra hija  ha obtenido el Graduado Escolar con las dos asignaturas de Educación para la Ciudadanía, suspensas. Atrás han ido quedando las coacciones y las amenazas recibidas «de parte del equipo jurídico» de la Provincia de una conocida orden religiosa, que «en su nombre» un día nos profirió la directora del Centro, cuando nos aseguró: «debéis tener claro que todo aquel alumno que no curse EpC  NO obtendrá el Graduado Escolar».

Atrás han quedado. Nuestra hija sigue adelante.  Estamos muy contentos, ha merecido la pena!! Sigue mereciendo la pena por el bien de nuestros hijos, ya que les está ayudando a crecer y a aprender lo que significa vivir firmes en la Fe, arraigados en Cristo. La Verdad les está haciendo libres en medio de tanto relativismo. También en el colegio.  Bendito sea Dios!!! Gracias!!

-En nuestro caso, la pequeña no entró en clase en 5º Primaria, pero en ese caso sin problema comenzará este curso 1º ESO. Otro hijo, en colegio religioso, tiene suspensa por objeción la EpC de 2ºESO, y este nuevo curso empieza 4º, él mismo ha decidido no cursarla de nuevo.  La verdad, es que tras un curso en que hemos tenido sorpresas desagradables en el tema de los talleres sexuales, con sendas y peliagudas conversaciones con la dirección, tenía mis reservas y comienzo con un poco de miedo por si la emprenden a final de curso y no quieren promocionarle. Espero que no, porque dicho sea de paso, es uno de los mejores alumnos. Pero, mi apreciación personal de estos temas, es que porque vas a Misa y te tomas en serio tus convicciones religiosas y morales, en un centro de una institución religiosa, para más inri, pareces un bicho raro, en vez de ser lo normal.

En algo tendremos que ser signos de contradicción.

Un abrazo, y gracias por exponer cada uno lo que le sucede.

-A mi hijo Fernando  también le han suspendido EpC en 2º de ESO.  Este año tengo otro en 5º de Primaria… y lo que queda. ¡Como no la quiten voy a ser la objetora más pesada!

-En nuestro caso, igual, pasa a Bachillerato con las dos suspensas de 2 y 4, sin entrar a clase.  Y nuestro hijo mayor, objetor en 4 de ESO, entra en la universidad. Hemos tenido el apoyo del colegio, salvo algunos comentarios puntuales de algún profesor, con la alegría del deber cumplido y el ejemplo de coherencia y libertad de nuestros hijos. Este año, nuestro tercer  hijo volverá a ser objetor por segunda vez. Tres hijos, tres objetores, ante unas asignaturas que invaden el núcleo de la formación de la conciencia de nuestros hijos.

Es solo una muestra de sus valientes testimonios. Ellos no han dado ni un paso atrás.

Teresa García-Noblejas