Con cerca de 3000 participantes, ayer arrancó con muchísima fuerza en el Palacio de Congresos de Madrid el VI Congreso Mundial de Familias, del que Profesionales por la Ética es entidad co-organizadora.

Sobre este acontecimiento, que se prolongará durante todo el fin de semana con un intenso programa de plenarios, sesiones paralelas y Seminario Académico y el estreno en Europa esta noche de la película Cristiada, la revista Ecclesia, portavoz oficial de la Conferencia Episcopal Española, publica hoy una colaboración de dos páginas de Teresa García-Noblejas, Secretaria General y portavoz de Profesionales por la Ética y colaboradora de la Cadena COPE.

En su artículo García-Noblejas subraya que «aunque el eje vertebrador del Congreso es la familia, lo cierto es que el programa aborda temas muy variados, como la institución matrimonial, la revolución contra la familia, el valor de la familia natural, el invierno demográfico, la perspectiva de familia, el control poblacional, el coste social de la pornografía, la promiscuidad y la infidelidad, propuestas para mantener a la familia unida, propuestas frente a las legislaciones internacionales contra la familia, familia, economía y capital social, la cultura de la vida, la libertad de educación, la planificación familiar natural, la ideología de género, el aborto, la homosexualidad, la lucha pro vida, el amor humano…».  Por otro lado, explica, «el carácter civil del WCF no ignora el hecho religioso; por el contrario, participan como ponentes representantes de la Iglesia ortodoxa rusa y la comunidad judía y la Iglesia católica«.

Finalmente, la Secretaria General de Profesionales por la Ética se refiere al contexto del Congreso en la actualidad realidad española: «nuestro país ha vivido en los últimos años una verdadera ofensiva contra la familia: la supresión de la institución matrimonial en el Código Civil, la agilización de los procesos de divorcio, la equiparación de las uniones entre parejas del mismo sexo con el matrimonio, la práctica liberalización del aborto, el adoctrinamiento educativo sistemático, la investigación biomédica y la reproducción asistida agresiva contra los embriones humanos, etcétera. Qué proféticas las palabras de G.K. Chesterton cuando denunciaba que «quiénes hablan contra la familia no saben lo que hacen porque no saben lo que deshacen».

«Evidentemente, un Congreso no devuelve a la familia su protagonismo pero crea un ambiente cultural y social que los políticos, legisladores y administradores de cualquier país deberán atender»

Reproducimos seguidamente el texto completo del artículo de Teresa García-Noblejas, que puede también descargarse en pdf pinchando aquí.

LA CLAVE: LA VERDAD DE LA FAMILIA

Teresa García-Noblejas, Secretaria General y portavoz de Profesionales por la Ética y colaboradora de la Cadena COPE

(Ecclesia, nº 3624 de 26 de mayo de 2012)

El 25 de mayo, unos días antes del Encuentro Mundial de las Familias de Milán, se celebra en Madrid el Congreso Mundial de las Familias (WCF), un evento que reúne a líderes pro-familia procedentes de todo el mundo (ver ECCLESIA nº3623, pág. 12).

¿Qué es el WCF?

El WCF fue fundado en 1997 por el profesor estadounidense Allan Carlson, presidente del Centro Howard para la Familia, Religión y Sociedad con sede en Illinois (EE UU). El objetivo es celebrar la familia natural a través de reuniones periódicas, compartiendo investigaciones científicas y alentando políticas públicas que protejan y preserven la institución familiar como la unidad fundamental de la sociedad.

El Congreso que se celebra en Madrid es la VI edición de estos eventos internacionales que ya se han celebrado en Praga, Ginebra, Ciudad de México, Varsovia y Amsterdam.

Aunque  la entidad organizadora del WCF Madrid es Hazteoir, el Congreso  tiene casi 40 entidades asociadas y cuenta entre sus convocantes con entidades estadounidenses como Alliance Defense Fund (una institución que defiende la libertad religiosa, la sacralidad de la vida y la institución familiar) y C-FAM (siglas de Catholic Family & Human Rights Institute).

Aunque el eje vertebrador del Congreso es la familia, lo cierto es que el programa aborda temas muy variados, como la institución matrimonial, la revolución contra la familia, el valor de la familia natural, el invierno demográfico, la perspectiva de familia, el control poblacional, el coste social de la pornografía, la promiscuidad y la infidelidad, propuestas para mantener a la familia unida, propuestas frente a las legislaciones internacionales contra la familia, familia, economía y capital social, la cultura de la vida, la libertad de educación, la planificación familiar natural, la ideología de género, el aborto, la homosexualidad, la lucha pro vida, el amor humano…

El carácter civil del WCF no ignora el hecho religioso; por el contrario, participan como ponentes representantes de la Iglesia ortodoxa rusa y la comunidad judía y la Iglesia católica. Así, el viernes 25 interviene el cardenal Ennio Antonelli, presidente del Pontifico Consejo para la Familia, quien presentará el Encuentro Mundial de las Familias de Milán y hablará de La familia natural y la revolución contra la familia. La sesión estará moderada por Juan Antonio Reig, obispo de Alcalá de Henares. Por su parte, el sacerdote y profesor del Pontificio Instituto Juan Pablo II, Juan Pérez Soba, impartirá una conferencia magistral con el título Llamados al amor.

Además, en el WCF de Madrid se abordará la cuestión de la marginación de los creyentes, con participación de expertos como Gudrun Kluger (Austria), cofundadora de Kairos Consulting y Paul Coleman (Reino Unido), asesor legal de Christian Concern y el Centro Jurídico Cristiano.

La libertad religiosa será el tema principal de una sesión plenaria impartida por el político italiano Rocco Buttiglione y presidida por Javier Menéndez Ros, director de Ayuda a la Iglesia Necesitada, asociación eclesial dependiente de la Santa Sede. La cuestión de Dios y su relación con los derechos humanos se abordará en la mesa redonda ¿Es posible vivir en democracia y velar por los derechos humanos sin Dios?

El domingo 27 de mayo se celebran varios actos religiosos paralelos. La Misa para los asistentes católicos la celebra D. Juan Antonio Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid y Secretario General de la Conferencia Episcopal Española.

Temas del WCF 2012

La política y los políticos tienen un papel destacado en el WCF, especialmente en el Foro Parlamentario, un encuentro que se celebra en el marco del Congreso y que coordina Leonor Tamayo, responsable de Relaciones Internacionales de Profesionales por la Ética. Este Foro pretende ser un encuentro multidisciplinar entre representantes políticos y líderes de la sociedad civil centrados en el estudio y defensa pública de la familia; su objetivo es sumar  esfuerzos para lograr la reforma de todas aquellas legislaciones que actualmente ataquen, menosprecien, rechacen o menoscaben la dignidad humana, la familia natural, la libertad de educación y la defensa de la vida y  propiciar una mayor incidencia de estos valores en la legislación y en los gobiernos. Todo ello desde la colaboración entre sociedad, gobernantes y legisladores, promoviendo una ciudadanía activa y responsable.

El Foro Parlamentario estará presidido por los eurodiputados Jaime Mayor OrejaAnna Záborská (Eslovaquia) así como por Larry Jacobs, Director Ejecutivo del WCF. Al Foro asisten legisladores, gobernantes y representantes de la sociedad civil de los cinco continentes.

El WCF ofrece también la posibilidad de presentar comunicaciones a cualquier persona que se inscriba y presente un trabajo relacionado con alguno de los temas del Congreso y admitido por el Comité Científico Internacional. El mundo académico tiene un espacio propio, el Seminario académico, que reúne a los principales expertos e investigadores de la familia de diferentes universidades y centros de investigación. El Seminario académico está coordinado por la profesora de la Universidad Francisco de Vitoria, María Lacalle.

Los jóvenes organizan el Foro de la Juventud, con ponencias sobre Internet, la formación del carácter, el liderazgo juvenil y el futuro de la defensa de la vida y la familia.

En el contexto del WCF se desarrollan actividades para niños (hay guardería permanente) y en general para toda la familia (como el musical  La magia de los cuentos) yun concierto de la orquesta y coro de la JMJ. Además, el Congreso acoge el estreno en Europa de la película Cristiada, que aborda la persecución religiosa en México en la década de 1920.

Cabe destacar que el WCF reúne a un centenar de ponentes llegados de numerosos países, especialmente de Estados Unidos, aunque también de Iberoamérica, Canadá, Nigeria, Filipinas y Australia. Entre ellos destacan líderes de asociaciones y entidades civiles como Austin Ruse, presidente de C-FAM, Alveda C. King, fundadora de King for America, Benjamín Bull, vicepresidente de Alliance Defense Fund, Christine de Vollmer, presidenta de la Alianza Latinoamericana por la Familia, Janice Shaw Crouse, presidenta de oncerned Woman for America, Gudrun Kluger, cofundadorade Kairos Consulting, Lola Velarde, vicepresidenta de IPF European Network, Gador Joya, portavoz de Derecho a Vivir, Ewa Kowalewska, directora de Human Life International para Europa, Miguel Moreno, director de The Leadership Institute, Gwendolyn landolt, presidenta de Real Woman of Canada, Peter Westmore, presidente de National Civil Council, Faroq Hassan, del Foro de la Familia de Pakistán, Sharon Slater, del Family Watch International, Conrado Giménez, presidente de la Fundación Madrina y Sara Pérez Tomé, presidenta de la Asociación de Familias Numerosas de Madrid.

Entre los expertos y personalidades que intervienen en el WCF se encuentran los políticos italianos Rocco Butiglione y Luca Volonté, los escritores Vivian Sleiman y Anibal Cuevas, los catedráticos Nicolás Jouvé e Ignacio Sánchez Cámara, la investigadora Mónica López Barahona, el psicoterapéuta Richard Cohen, los profesores Javier Escrivá, John de Irala y Elio Gallego, los doctores Francisco Reinoso, Jesús Poveda y Esteban Rodríguez, el experto en ética pública John D. Muller y los periodistas José Javier Esparza, Alex del Rosal, Luis Fernando Pérez Bustamante, Omar Morillo y Consuelo León.

Objetivos y expectativas

En el transcurso del WCF se producen numerosos encuentros informales entre representantes de asociaciones, expertos, políticos y ciudadanos de los diferentes países. El objetivo es globalizar la cultura y la política a favor de la familia, convertir a este grupo humano básico en protagonista de las decisiones administrativas y los proyectos legislativos. Se trata, en definitiva, de crear una red internacional en la que se intercambien experiencias y buenas prácticas, investigaciones y actuaciones que promuevan una verdadera cultura familiar de participación y presencia social y política.

Nuestro país ha vivido en los últimos años una verdadera ofensiva contra la familia: la supresión de la institución matrimonial en el Código Civil, la agilización de los procesos de divorcio, la equiparación de las uniones entre parejas del mismo sexo con el matrimonio, la práctica liberalización del aborto, el adoctrinamiento educativo sistemático, la investigación biomédica y la reproducción asistida agresiva contra los embriones humanos, etcétera. Qué proféticas las palabras de G.K. Chesterton cuando denunciaba que «quiénes hablan contra la familia no saben lo que hacen porque no saben lo que deshacen».

Evidentemente, un Congreso no devuelve a la familia su protagonismo pero crea un ambiente cultural y social que los políticos, legisladores y administradores de cualquier país deberán atender.

No obstante, la mejor «política» a favor de la familia es su presencia y testimonio en el mundo actual. Y eso es lo que se celebra en el gran acontecimiento eclesial que pone fin al mes de mayo: el Encuentro Mundial de las Familias que tiene como lema La familia, el trabajo, la fiesta y que será clausurado por Benedicto XVI