Mariano Bailly BailliereEl portavoz de la plataforma de padres Objetores.org, Mariano Bailly-Baillière, publica hoy en Libertad Digital una clarificadora síntesis de lo que está representando la resistencia cívica que, desde hace cuatro años, mantienen  los padres objetores a Educación para la Ciudadanía (EpC) en defensa de sus libertades educativas.

«A pesar de la falta de información veraz  -explica Bailly-Baillière- y gracias al tremendo esfuerzo de algunas organizaciones familiares y educativas que explicaban el calado intrusivo de la Educación para la Ciudadanía y recomendaban la objeción de conciencia, se fue organizando espontáneamente una red de padres objetores que se esforzaban por difundir el mensaje a quienes la información no les llegaba o les resultaba difícil dar crédito a lo que leían».

El portavoz de Objetores.org destaca también que tras las sentencias del Tribunal Supremo de febrero de 2009, «la gran mayoría de organizaciones que alentaban a los padres a objetar cambiaron de discurso y procuraron que los padres depusiéramos nuestra actitud y los alumnos objetores entraran en clase, pues, según procuraban explicar, la objeción de conciencia ya no gozaba de cobertura legal. Algunos padres desistieron de la lucha plegándose a las consignas de quienes hasta ese momento les habían animado a ejercer la objeción de conciencia. Otros, convencidos de que en el ejercicio de las libertades nadie puede tomar las decisiones por uno mismo, redoblamos la oposición.  (…) Y es que  -concluye-, más allá de ser un derecho, los padres tenemos el deber inexcusable de educar a nuestros hijos para procurar que sean personas felices y ciudadanos comprometidos».

Leer el artículo de Mariano Bailly-Baillière «Cuatro años resistiendo a Educación para la Ciudadanía».