Tras la espectacular celebración de la Fiesta de la Sagrada Familia en Colón, numerosos columnistas, expertos y creadores de opinión pública se han puesto a escribir sobre la familia. Y algunos muy bien, por cierto. Uno de estos columnistas (jurista para más señas) ha sido Ignacio Sánchez Cámara, quien aprovecha su artículo de La Gaceta de hoy mismo para advertir sobre una de las amenazas que se ciernen sobre la familia española y sus derechos:

 

“La intromisión del Estado en la educación moral de los menores también entraña una vulneración de los derechos fundamentales de las familias. No es extraño que organizaciones e instituciones que defienden la familia se hayan levantado en contra del adoctrinamiento moral forzoso que entraña una asignatura como Educación para la Ciudadanía. La institución educadora por excelencia es la familia. Al Estado sólo le compete la garantía del ejercicio del derecho a la educación.”

Si a estas alturas, todavía alguien no entiende la importancia antropológica cultural, política y jurídica  del conjunto de asignaturas denominadas Educación para la Ciudadanía que se lea este y otros artículos. Merece la pena.

 

Jaime Urcelay