mapaEn el punto 230 del programa electoral de CiU para las elecciones a la Generalitat de Cataluña de este mes podemos leer el siguiente apartado: «Promoveremos el despertar en los jóvenes del sentido propio de la vida … y del sentimiento de pertenencia a la nación catalana…»

El mensaje está claro CiU ha elegido apoyar una argumentación sin base histórica, y por tanto sin justificación científica, algo que defienden posteriormente. Los partidos no pueden imponer límites a las enseñanzas de nuestros hijos y potenciar este principio significa que habrá que eliminar gran parte de la historia de nuestra tierra.

Las familias tenemos el derecho de poder elegir la educación que queremos para nuestros hijos sin cortapisas de un partido que quiere representar a una sociedad tan plural como es la catalana. No podemos tolerar está actitud impositiva.

Alfred Subirana