La iniciativa Vida Digna de Profesionales por la Ética está realizando una labor pedagógica en torno a las leyes autonómicas conocidas como de «muerte digna». Se trata de explicar a la opinión pública, profesionales de la sanidad, políticos, legisladores y administradores en qué consisten estas normas que, en términos generales, incluyen prácticas eutanásicas. Lo preocupante es que además de las leyes ya aprobadas, otras comunidades, como Baleares, Canarias y País Vasco, pretenden legislar el final de la vida incluyendo la eutanasia encubierta.

Una de las iniciativas de este ambicioso proyecto didáctico es la difusión de un sencillo díptico titulado Leyes de «muerte digna»: situación y criterios imprescindibles para mejorarlas. En esta publicación se resume el estado actual de estas leyes y por qué dan cobertura a actuaciones de eutanasia encubierta. Además. Se dan indicaciones de cómo mejorarlas suprimiendo las prácticas contrarias al derecho a la vida en relación con cuatro aspectos: instrucciones previas, situación del paciente y relación profesional-paciente. El documento concluye con tres razones por las que hay que rechazar la eutanasia:

Protección de la medicina – confianza en la actuación médica orientada al cuidado y alivio del sufrimiento sin provocar la muerte.

Protección de las personas vulnerables – que pueden verse incitadas a pedir la eutanasia.

Protección de los fundamentos del Derecho – por el que una persona no puede dar muerte a otra.

VIDA Digna es una iniciativa de Profesionales por la Ética que forma parte de la Coalición europea para prevenir la eutanasia y tiene como fin trabajar, desde diferentes disciplinas profesionales, para salvaguardar la vida de los más débiles, especialmente en el proceso final de su existencia.

Para descargar en pdf el díptico de Vida Digna «Leyes de «muerte digna»: situación y criterios imprescindibles para mejorarlas», pinchar aquí.