Consejo de Ministros 13052011No ha habido que esperar mucho para confirmar lo que ya estaba previsto: que el Gobierno iba a acompañar su proyecto de ley de eutanasia encubierta con una amplia campaña de «propaganda de guerra», con todos los recursos habituales. Después de siete años de un implacable proceso de reingeniería social, la estrategia y los métodos de manipulación cultural son bien conocidos.

El Presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, marcó el sábado la línea con un párrafo muy representativo de la esencia y la retórica de su proyecto:

“¿Hay algo más humano que facilitar que una persona pueda morir con dignidad humana? El PP no sabemos qué hará, pero dice que no es necesaria esta ley de derechos. Queremos una ley de derechos, ¡derechos! ¡derechos! Las derechas entienden poco de derechos. Por eso tenemos la fuerza y la grandeza de un proyecto decisivo” (Valencia, 14/05/2011).

El diario El Pais, con estudiados titulares como el del pasado domingo («Los médicos apoyan la ley de muerte digna«), o Público («La muerte digna será un derecho para todos«), cumplen, entre otros, con la parte que les corresponde para la creación de opinión pública favorable a las iniciativas culturales del gobierno socialista.

El contraste lo puso ayer una vez más la sociedad civil, que a través de la plataforma Derecho a Vivir presentó en rueda de prensa un riguroso y esclarecedor análisis del Anteproyecto de Ley Reguladora de los Derechos de la Persona en el Proceso Final de la Vida, realizado por el jurista Alfonso López de la Osa (Profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense y especialista en Derecho Sanitario) . Los doctores Álvaro de la Gándara (Presidente de la Sociedad Madrileña de Cuidados Paliativos) y Gádor Joya (portavoz de Derecho a Vivir) y el propio profesor López de la Osa denunciaron en su comparecencia ante los medios de comunicación, según ha informado HazteOir.org,  que el borrador de la nueva ley «introduce prácticas eutanásicas y lesiona derechos».

Hoy también la Organización Médico Colegial (OMC) y la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) han publicado una primera valoración conjunta del proyecto socialista, en la que, entre otras cuestiones, expresamente piden que  «cualquier intervención sanitaria que se convierta en un derecho para el paciente (por ejemplo la analgesia, la oxigenoterapia, la sedación, el control de los síntomas o la intervención psicosocial), deben ser inexcusablemente efectuadas dentro de la Lex Artis, es decir, sujetas a unas indicaciones, procedimientos y criterios éticos perfectamente definidos«.

Descargar el texto íntegro del  Anteproyecto de Ley Reguladora de los Derechos de la Persona en el Proceso Final de la Vida.

Descargar el Informe preliminar al Anteproyecto realizado por el Alfonso López de la Osa, Profesor de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid.

Ver el texto completo del comunicado conjunto de la OMC y SECPAL sobre el Anteproyecto de Ley (18/05/2011).

Leer la noticia de la agencia Zenit «España: la ley sobre el fin de vida irá al Parlamento en junio. No garantiza la universalidad de los cuidados paliativos ni la objeción de conciencia» (17/05/2011).

Leer el artículo de Pablo Molina «Pánico en el geriátrico» (Libertad Digital, 13/05/2011).

Leer el artículo de Álvaro Gándara «Yo no estoy más cómodo» (Alfa y Omega 19/05/2011).