«La Marcha por la Vida exige al Gobierno aborto cero’ bajo el lema Por el Derecho a Vivir» (RTVE). «Gran manifestación en Madrid: ‘conseguiremos acabar con el aborto’» (ABC). «La marcha del ‘aborto cero’ toma la calle‘ (La Razón).

Estos son los titulares con los que algunos de los principales medios de comunicación españoles se refieren a la III Marcha por la Vida que, convocada por la plataforma Derecho a Vivir, se desarrolló ayer en más de un centenar de ciudades españolas para testimoniar, una vez más, el valor de la vida y de la maternidad y, ante la inminente reforma legislativa, exigir «aborto cero». Algunas ciudades de fuera de nuestras fronteras se unieron también a este clamor por la vida y la protección de los más débiles e inocentes.

Profesionales por la Ética ha participado activamente en estas convocatorias allí donde tiene presencia. En el caso de la concentración de Madrid, nuestra portavoz Leonor Tamayo intervino, junto con Ignacio Arsuaga, Jesús Poveda, Enrique Jaureguízar, Macarena Mata, Gádor Joya y Sonsoles Alonso, en el acto que se desarrolló en la Puerta de Alcalá a la finalización de la marcha.

Estas fueron sus palabras:

Somos muchos miles de personas los que estamos hoy aquí porque sabemos que no es verdad que el aborto sea justificable en algunos casos;

  • que no es verdad que sea una necesidad social en España;
  • que no es verdad que la píldora del día después no sea abortiva, que sea inocua y que nada justifica su venta indiscriminada;
  • no es verdad que la investigación con embriones sea necesaria para el éxito en la  investigación científica;
  • no es verdad que no se pueda dar marcha atrás y parar la cultura de la muerte.
  • No es verdad;  pero hay que querer hacerlo y tener  el coraje político necesario para ello. Hay que ser capaz de reconocer la verdad allí donde esté y la diga quien la diga y tener el valor de defenderla a cualquier precio.

Pero el Gobierno de España parece que no quiere hacerlo, que prefiere mirar para otro lado mientras la sociedad que gobierna mata a sus hijos y justifica tal atrocidad porque todavía no han cambiado ni una coma de la ley del aborto, nada. Por eso hoy pedimos, exigimos, una reforma radical de la ley, sin complejos ni medias tintas, sin miedo.

Esa misma ley del aborto que sigue vigente, que sigue intacta, incluye también una educación sexual obligatoria que se salta a la torera el derecho fundamental de los padres a elegir la formación moral que quieren para sus hijos. Ese capítulo educativo está dando cobertura a charlas y talleres de información sexual falsa y fuera de lugar que se les da a los niños, en muchas ocasiones, sin el conocimiento ni el consentimiento de sus padres.

Y no es verdad que sea responsabilidad del estado que los niños reciban lo que ellos entienden por una  “adecuada educación sexual”, no es verdad: la educación sexual de los niños es derecho y deber de los padres y sólo con su consentimiento explícito la escuela puede asumir ese papel; porque nadie quiere a los hijos más que sus padres y nadie les conoce como ellos, sólo los padres son los primeros educadores de sus hijos.

Hoy el Gobierno tiene al alcance de la mano el dar a nuestra patria una legislación que garantice la libertad de educación 100%,  que devuelva a la maternidad toda su dignidad y su grandeza , una legislación que esté del lado de los más débiles, del lado de la verdad, del lado de la vida.

Por eso hoy España se ha puesto en pie y ha salido a la calle en más de 100 ciudades. Porque la sociedad sí ha dado ese paso al frente, la sociedad civil está demostrando que sí tiene el coraje necesario para defender la verdad cueste lo que cueste.

Y  lo vamos a seguir haciendo.

Leer crónicas de la III Marcha por la Vida en RTVE, ABC y La Razón.

Para ver en nuestra página web (Multimedia) las fotografías de la Marcha de Madrid, pinchar aquí.