Hoy se ha presentado en Madrid el libro de Leonor Tamayo que lleva por título Mi historia y once más, en el que desafía los dogmas del “feminismo de género” y aboga por la identidad femenina, el matrimonio y la maternidad desde la experiencia vital y el día a día de una madre de 10 hijos.

En la presentación de la publicación, editada por Áltera y prologada por María San Gil, Tamayo ha denunciado que “la mujer se incorporó a un modelo laboral masculino. Nadie se molestó en cambiarlo o adaptarlo. Se obligó a  la mujer a amoldarse a él. Era la mujer la que debía adaptarse”.

Este libro quiere romper con este sistema establecido. LLevar la contraria al modelo imperante. Y que cada mujer sea lo que realmente quiere ser. Teniendo claro que elegir implica alguna renuncia”.

Para esta madre de familia supernumerosa implicada en actividades cívicas nacionales e internacionales, “nadie tuvo en cuenta que las mujeres somos las que tenemos hijos y queremos estar con ellos. Y para ello queremos hacer un parón en nuestra vida laboral o reducir la jornada de trabajo”.

En la presentación del libro Mi historia y once más, ha intervenido también la profesora, escritora y miembro de la asociación Profesionales por la Ética Alicia Rubio, quien ha destacado que Tamayo ha tenido el valor de “atreverse con libros políticamente incorrectos que dan una visión diferente de la vida y la maternidad”.  Rubio ha calificado la obra que se ha presentado esta mañana de “disidente” respecto a la concepción de la vida como algo dedicado a uno mismo. Por el contrario, ha afirmado, que la “la vida de esta autora se extiende a once vidas más. En este caso, dividirse multiplica”.

Por parte, el director de la Ediciones Áltera, Luis Folgado, ha explicado que Tamayo “es una mujer de su tiempo, preparada, independiente, que  destila ideas avanzadas y que es, además y aunque nos cueste creerlo, madre de diez hijos en uno de los países con menor tasa de natalidad del mundo; este es uno de los desafíos que quedan patentes en este ensayo valiente, escrito en primera persona, capaz de rebelarse ante los postulados más tiranos de algunas feministas de pelo corto y pancarta”.

Tamayo, por su parte, no ha ahorrado críticas al modelo de sociedad que vivimos. “La situación actual de la mujer está condicionada por la radicalización de los postulados del feminismo que dio paso al conocido término de género. Ser mujer y madre se consideraba un rol social que la oprimía ancestralmente, el culpable era el varón y las estructuras creadas en una sociedad patriarcal machista.

“Me di cuenta”, explica la autora, “que estos postulados feministas no tenían más objetivo que acabar con la feminidad. Estoy convencida de que la clave es darle la vuelta a la situación y recuperar a la mujer, su identidad femenina y su papel en la sociedad y la familia”.

Leonor Tamayo es licenciada en filología inglesa, está casada y es madre de diez hijos. Además, es presidente de la asociación Profesionales por la Ética y de la plataforma Women of the World. En su primer libro explica, desde su experiencia vital, cómo las ideologías “convencieron a la mujer de que debía salir, huir, de la familia porque eso le impedía desarrollarse, realizarse, que la maternidad no era más que una atadura y una esclavitud”.  

“Y ahora nos encontramos que la mujer no es lo que quiere ser sino lo que los defensores del género quieren que sea. Y así, la mujer ha perdido la libertad para serlo y para decidir sobre sí misma”, concluye.