Trinidad Jiménez y Angel Gabilondo2

Los padres que están promoviendo el Manifiesto por la Libertad de Educación,  presentado en Madrid y otras ciudades el pasado 20 de enero, han solicitado una entrevista urgente con la Ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez. Quieren exponerle, de primera mano, las razones para la retirada de las medidas educativas obligatorias previstas en el proyecto de ley del aborto que actualmente se tramita en el Senado. Consideran que dichas medidas, de claro carácter ideológico, se apartan de la obligada neutralidad constitucional e invaden su derecho fundamental a la libre educación de sus hijos sin intromisiones estatistas. A juicio de la federación de plataformas de padres España Educa en Libertad, el sistema educativo debe avanzar cuanto antes hacia el consenso y la normalidad, por lo que deben evitarse nuevos conflictos.

MADRID, 22 de febrero de 2010.- Las organizaciones promotoras del Manifiesto por la Libertad de Educación que se presentó en Madrid y en otras localidades españolas el pasado día 20 de enero han solicitado a la Ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, que las reciba cuanto antes.

Por medio de una carta, la mayoría de las asociaciones que dieron a conocer la declaración le piden que “haciendo un hueco en su muy apretada agenda, tenga a bien recibir lo antes posible a una delegación” que las represente.

La misiva, a la que adjuntan el Manifiesto, esboza la valoración que les merecen las medidas en los ámbitos sanitario y educativo contenidas en los artículos 9 y 10 del Proyecto de Ley Orgánica de Salud Sexual y Repro­ductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Aunque esperan poder explicárselo “de forma detallada”, exponen a la Ministra que “lo previsto en el texto que actualmente se tramita en el Parlamento” vulnera los derechos de los padres en relación con la educación moral y religiosa de sus hijos, “puesto que la formación en el ámbito de la sexualidad conlleva una dimensión moral indiscutible”.

Así mismo, defienden que, “al tratarse de una cuestión sobre la que no existe un ‘generalizado con­senso moral’, se aparta de la neutralidad ideológica que ha de pre­sidir el sistema educativo”, como exige el Tribunal Supremo en sus sentencias sobre Educación para la Ciudadanía.

Por otra parte, quienes suscriben el escrito recuerdan que “la formación básica conceptual sobre la sexualidad humana se aborda con rigor en diversas asignaturas del currículo”, por lo que estiman “innecesaria la introducción” de las actividades que prevé el proyecto gubernamental.

Rechazan igualmente “que los encargados de llevar a cabo esas actividades vayan a ser profesionales sanitarios ajenos a los centros docentes, que serán designados e impuestos por las administraciones públicas”, lo que en el caso de los centros con ideario propio constituye “una clara intromisión estatal”.

Por todo ello, las entidades promotoras del Manifiesto por la Libertad de Educación reclaman al Gobierno “la retirada de los aspectos educativos” de esa propuesta legislativa, algo que juzgan estrictamente necesario para que queden garantizados tanto “la neutralidad ideológica” que la Constitución impone a los poderes públicos, como “el derecho de los padres a la elección de la formación moral de sus hijos” amparado por nuestra Carta Magna y por numerosos tratados internacionales.

Entre las entidades que remiten la carta figuran, además de España Educa en Libertad y las plataformas de objetores a Educación para la Ciudadanía, organizaciones como la Fundación Derecho y Libertad de Barcelona, la Asociación de Docentes Santo Tomás de Aquino, el Centro Jurídico Tomás Moro, la Asociación Católica de Maestros de Valencia, la Asociación Familiar Viguesa, Profesionales por la Ética, la Asociación Charles Péguy, HazteOir.org, Chequeescolar.org, Kyrios, Constitución y Libertad, la Asociación Gran Capitán Gonzalo Fernández de Córdoba o el periódico digital Aragón Liberal.

Se accede a la lectura del Manifiesto por la Libertad de Educación en la web de España Educa en Libertad: http://www.españaeducaenlibertad.org/

En ella pueden también formalizar sus adhesiones quienes estimen oportuno apoyar activamente esta iniciativa cívica. Lo han hecho ya centenares de entidades y varios miles de particulares, la mayor parte de los cuales han detallado su actividad profesional. El 39% son personas relacionadas con el ámbito de la educación y más del 11% de ellas trabajan en la Sanidad, siendo ambas las dedicaciones mayoritarias. Aunque en menor medida, también son llamativos el 10,5% de ingenieros y arquitectos o el 7% de abogados y juristas.