Campaña Haz volar la libertad de educaciónEsta semana Profesionales por la Ética comienza el lanzamiento público de la campaña «Haz volar la libertad de educación», cuyo objetivo es difundir en la comunidad educativa el alcance de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía y su extensión en el capítulo de educación sexual obligatoria de la nueva Ley del Aborto.

La campaña propone también vías de respuesta y facilita a padres, educadores y responsables de centros escolares diferentes materiales informativos.

Seguidamente, transcribimos el mensaje de lanzamiento de la campaña.

Durante el curso 2008/2009 empezaron a impartirse las asignaturas de Educación para la Ciudadanía que, tal y como han sido configuradas en sus contenidos mínimos obligatorios, pretenden imponer un verdadero programa ideológico que atenta contra la libertad de educación y de conciencia de padres, alumnos y profesores.

La Ley Orgánica de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo incorpora a su articulado (Título I, capítulo III) “Medidas en el ámbito educativo”. En concreto, los artículos 5, 9 y 10 establecen la incorporación de una educación sexual anticonceptiva, abortista, sin criterio moral y profundamente ideológica:

– Cuando pase el debate del aborto, a su Ministerio le queda afrontar la educación sexual en los colegios. ¿Será obligatoria por ley?

– La Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva nos obliga a ofrecer a los jóvenes una educación sexual seria y eficaz para prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados. Es una responsabilidad pública y social. Queremos proteger la salud de nuestros ciudadanos a unas edades en las que están formando su comportamiento.

– ¿A qué edades se dirigirá?

– Queremos empezar entre los 11-12 años y finalizar a los 16 años, cuando termina la edad escolar. Eso es lo que nos aconsejan los expertos.

Trinidad Jiménez, Ministra de Sanidad. ABC, 16-11-2009

Con Educación para la Ciudadanía y la conocida como “Ley del aborto” el Estado asume como propia una “formación en valores” que no le corresponde, apropiándose el derecho y la responsabilidad que los padres tenemos de educar a nuestros hijos según nuestra propias convicciones, imponiendo a todos su propia visión de la persona, de la vida y la sexualidad e invadiendo así la intimidad de los alumnos y de sus familias.

En estas circunstancias, en que se anula la libertad de educación, los padres tenemos la obligación moral de rechazar esta invasión totalitaria con una respuesta comprometida y responsable que defienda la libertad para todos.

Para ello disponemos de todos los medios legítimos a nuestro alcance, incluida la objeción de conciencia.

Descárgate los materiales de información y difusión en
http://www.profesionalesetica.org/educacion/educacion-difusion/