Celabrando el golHoy toda España estará pendiente de la final del mundial de futbol apoyando a nuestra selección. El deporte ha operado, una vez más, como un poderoso revulsivo para despertar en los españoles el sentimiento de identidad colectiva, la unidad en torno a una ambición común y el orgullo de nuestros símbolos.

La selección de España está siendo también un admirable ejemplo, en lo deportivo, de las virtudes que toda comunidad necesita para construir Bien Común, para ser un verdadero ‘equipo’: magnanimidad y humildad, solidaridad, aprecio de la diversidad, trabajo y esfuerzo, generosidad, respeto y confianza…

Más allá del futbol, la actualidad cultural, política y económica muestra que España tiene por delante un gran desafío colectivo y que este no es otro, como recuerda Eulogio López en el confidencial Hispanidad, que recuperar el patriotismo. Ojalá esta hermosa metáfora del mundial y la selección española no sea una oportunidad perdida.

Leer en el blog «Partido España-Alemania».