La reforma de las enseñanzas mínimas obligatorias de Educación para la Ciudadanía (EpC) por el Gobierno del PP ha representado un absurdo «cierre en falso» de un conflicto que dura ya más de siete años y que afecta a una cuestión tan sustantiva como el derecho de los padres a elegir libremente la educación moral de sus hijos.

Al caos de los libros de texto y la confusión sobre los contenidos vigentes ha seguido ahora el abierto desafío a la reforma por parte de la Junta de Andalucía, que ayer anunció la reintegración de los contenidos originales de EpC en dicha Comunidad Autónoma.

En efecto y tal y como se hacen hoy eco los principales medios de comunicación, la consejera de Educación Mar Moreno compareció ayer en rueda de prensa  –con la significativa compañía del ideólogo Victorino Mayoral, presidente de Cives— para anunciar, según recoge El País a toda plana,  que «su departamento ha elaborado dos órdenes, que se aprobarán en un plazo máximo de dos meses, en las que se recupera ‘el 100%’ de los contenidos que suprimió el ministro José Ignacio Wert a través del real decreto publicado en el BOE el 4 de agosto. ‘El Gobierno central ha podado y ha descafeinado la asignatura’, ha dicho la consejera para justificar la recuperación de los asuntos suprimidos».

«Lo que hará la Junta –continúa el citado diario–  es utilizar el margen legal que tienen las comunidades —que ejercen las competencias en materia educativa— para incluir contenidos propios en cada asignatura. Hasta ahora, la Junta no había utilizado prácticamente ese 35% de margen en el caso de Educación para la Ciudadanía. Solo lo hizo para incluir referencias al Estatuto andaluz y al funcionamiento de las instituciones de la comunidad. Ahora, la consejería lo apurará al máximo para reponer todos los contenidos retirados, que, según Moreno, ya están avalados por el Tribunal Supremo».

El mismo periódico informa que «lo que hará la Junta es utilizar el margen legal que tienen las comunidades —que ejercen las competencias en materia educativa— para incluir contenidos propios en cada asignatura. Hasta ahora, la Junta no había utilizado prácticamente ese 35% de margen en el caso de Educación para la Ciudadanía. Solo lo hizo para incluir referencias al Estatuto andaluz y al funcionamiento de las instituciones de la comunidad. Ahora, la consejería lo apurará al máximo para reponer todos los contenidos retirados, que, según Moreno, ya están avalados por el Tribunal Supremo».

También según El País «Moreno se ha reunido este miércoles con la fundación Cives, defensora de la materia como fue concebida en 2006. Victorino Mayoral, presidente de esta asociación, ha aplaudido la decisión de la Junta. Y ha criticado que el ministerio, ‘con agosticidad’, cambiara la asignatura con los criterios de una derecha muy conservadora«.

Como respuesta a los planes de la la consejería, el presidente de la Federación Católica de APAS  de Sevilla (FECAPA)Carlos Seco,  anunció también ayer  –según informa ABC de Sevilla—  que volverán a llevar EpC a los tribunales. Para el abogado sevillano «se trata de una decisión ilegal que «va más allá del ámbito competencial» y que responde a una decisión «despótica y desproporcionada» de la Consejería de Educación, cuya titular, Mar Moreno, ni siquiera les recibió cuando los padres católicos pidieron una reunión con ella para hablar del tema el pasado mes de julio. Estos padres se siguen oponiendo a que se incluya en EPC, que se imparte en 5º de Primaria, 3º y 4º de ESO contenidos relacionados con el relativismo moral, el positivismo jurídico y la ideología de género».

«Por ello –continúa ABC de Sevilla–  los padres católicos no piensan quedarse parados y ya anuncian que volverán a llevar el tema a los tribunales como ya hicieran en el año 2007. De momento, una vez que la Junta de Andalucía haga público el decreto, acudirán a la sala de lo contencioso del TSJA pero, en este caso, al tratarse de un asunto, no descartan que incluso el tema llege al Tribunal Constitucional. Además la Federación de Padres Católicos tiene previsto recomendar a los progenitores que sus hijos no participen de la asignatura cuando se de el tema de la polémica. Será una vuelta a la batalla que comenzó en 2007 cuando los padres recurrieron primero al TSJA que les dio la razón y luego al Tribunal Supremo que no aceptó la posibilidad de la objeción de conciencia pero que dejó claro que debía prevalecer el derecho de los padres a elegir la formación moral y religiosa que desaban para sus hijos. La polémica no ha hecho más que volver a comenzar».

Descargar en pdf el proyecto de Orden de la Junta de Andalucía por la que semodifica la Orden de 10 de agosto de 2007, por la que se desarrolla el currículo correspondiente a la ESO en Andalucía.

Leer en El País la noticia «Andalucía recupera los contenidos de Ciudadanía eliminados por Wert» (12/09/2012).

Leer en ABC de Sevilla la noticia «Los padres católicos volverán a llevar EpC a los tribunales» (12/09/2012).