En los últimos meses las pretensiones políticas de Artur Mas son de sobra conocidas. Sin embargo, la asignación de los recursos públicos que está haciendo el gobierno autonómico catalán pasa desapercibida a la mayor parte de la opinión pública. Así, con el pretexto de prevenir el SIDA, el Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña, ha asignado en 2013 la friolera de 156.139 € a asociaciones sin ánimo de lucro entre las que se encuentran las siguientes:

  • Asociación de Planificacio Familiar de Catalunya y Balears. Ha recibido 50.400 € y está formada por personas interesadas en la planificación familiar y en la salud afectivo-sexual. Entre otros servicios, ofrecen el mapa de los centros en los que se puede abortar en Cataluña así como las líneas de trabajo de su programa de educación afectivo-sexual; en este último, a título de ejemplo, pretenden educar a los alumnos de Primaria en «la vivencia de la sexualidad como una opción personal y en hacer visibles las diferentes opciones sexuales para facilitar la eliminación de prejuicios y fomentar una actitud de reconocimiento y respeto hacia todas ellas».
  • Gais Positius. Ha recibido 49.200 € y tiene como fin la promoción del sexo entre personas de tendencia homosexual con campañas como «sexo entre hombres», «placer», «¿sexo? ¡si, seguro!», «mamar … ¿con o sin condón?»
  • Stop Sida. Ha recibido 56.439 €. Entre sus actividades se encuentran talleres de salud sexual para hombres gays y bisexuales en una casa rural, programa de información a «trabajadores del sexo», «+morbo» (portal de contactos para hombres gays).

Para Ramón Novella, presidente de Profesionales por la Ética de Cataluña, «este tipo de actividades financiadas con dinero público son una agresión a las familias y contribuyentes catalanes que tienen dificultades para salir adelante y descubren que el gobierno presidido por Artur Mas se dedica a promocionar talleres sexuales, portales de contactos y centros abortistas. Y además, lo hace con la máxima discreción mientras pretende mantener un discurso público favorable a los valores y a la familia».

Novella ha anunciado que se pondrán en contacto con los diferentes grupos parlamentarios para que interpelen formalmente al presidente de la Generalitat sobre la asignación de subvenciones del Departamento de Salud.