DOGCProfesionales por la Ética de Cataluña ha presentado alegaciones al Proyecto de Decreto de la «Comisión asesora de la atención materno-infantil y de atención a la salud afectiva, sexual y reproductiva» del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña.

Según  explica en un comunicado, “la Generalitat quiere dar carta blanca al negocio del aborto implantando una comisión a la medida de sus intereses”.

En el escrito presentado se proponen diferentes modificaciones del Proyecto para ofrecer verdaderas alternativas a las mujeres.

Barcelona, a 26 de julio de 2010. El presidente de Profesionales por la Ética de Cataluña (PPE), Ramón Novella, ha presentado alegaciones al Proyecto de Decreto de la «Comisión asesora de la atención materno-infantil y de atención a la salud afectiva, sexual y reproductiva» del Departamento de Salud. Novella ha asegurado que este texto “es un ataque contra los derechos de las mujeres y contra las familias catalanas”.

El proyecto de Decreto se ha elaborado para facilitar la aplicación de la nueva ley del aborto en Cataluña. En el se crea una comisión asesora del Departamento de Salud y entre sus miembros figurarán representantes de entidades como la Associació de Planificació Familiar de Catalunya i Balears, la Societat Catalana de Contracepció o el Comitè Consultiu de Bioètica de Catalunya, junto a personas nombradas directamente por la Administración.

Las alegaciones critican diferentes apartados del proyecto. En opinión de Novella, el proyecto “quiere dar carta blanca al negocio del aborto y al sector de los anticonceptivos, implantando una comisión a la medida de sus intereses y de la que formarán parte miembros de las empresas dedicados a dichas actividades”. Asimismo, Novella afirma que “la comisión no refleja la pluralidad de la sociedad porque no incluye a representantes de las asociaciones de padres ni de las entidades que trabajan en defensa de la vida, de la familia y de las mujeres embarazadas. Del mismo modo, tampoco menciona las entidades que difunden los métodos naturales de control de la fertilidad.

En el documento presentado, Profesionales por la Ética de Cataluña  pide, entre otras cosas, suprimir la expresión «salud reproductiva y sexual», porque es un término utilizado como pretexto para justificar el aborto y la difusión de anticonceptivos. PPE también pretende modificar las competencias de la comisión, para incluir la promoción de medidas de apoyo a las mujeres embarazadas y a sus hijos, así como la lucha contra el aborto, ofreciendo alternativas a las mujeres. Asimismo, esta asociación quiere modificar su composición, reduciendo la representación de las administraciones, prohibiendo la presencia de representantes al servicio de empresas o clínicas e introduciendo representantes de los padres y de las entidades que trabajan en defensa de la vida, de la familia y de las mujeres embarazadas.

Finalmente, Ramón Novella ha hecho un llamamiento a las familias y a las asociaciones para que se movilicen a fin de modificar este proyecto.