Excelente fue ayer la acogida de la sesión de trabajo con expertos, organizada por Profesionales por la Ética y VIDA Digna en Madrid, para analizar la Proposición de Ley Orgánica con la que el Grupo Parlamentario Socialista pretende una legalización exprés y sin debate público de la eutanasia y el suicidio asistido en España.

Medio centenar de profesionales de diferentes áreas -médicos, enfermeros, juristas, trabajadores sociales, educadores…- y representantes políticos y de asociaciones, participaron en el encuentro. Asistió también como invitada la dinámica asociación Stop Eutanasia de Portugal, nación que se enfrenta también a un nuevo intento de legalización de dicha práctica homicida, pese a que la Asamblea de la República ya la rechazó en 2018 gracias a la postura contraria de los diputados del Partido Comunista Portugués.

Frente a la desinformación y la manipulación, los datos de la realidad internacional de la eutanasia

Tras el saludo y la bienvenida de la Presidenta de nuestra asociación, Leonor Tamayo, la primera parte de la jornada estuvo dedicada a diferentes exposiciones de expertos.

Intervino en primer lugar, la Dra. María Alonso, especialista del equipo de VIDA Digna, para desarrollar el tema «Panorama internacional de la eutanasia». De manera muy documentada, quedó patente en la ponencia la falsedad de que se trata de una realidad en los países de nuestro entorno, pues la eutanasia solo es legal -si nos ceñimos al espacio europeo- en Holanda, Bélgica y Luxemburgo y el suicidio asistido es legal en Suiza.

La Dra. Alonso pasó a continuación revista, a través de los informes oficiales y revistas científicas, a la evolución que la eutanasia ha tenido en Holanda y Bélgica, desde su legalización en 2002. Los datos no pueden ser más alarmantes: lo que se planteaba como algo excepcional se ha convertido en algo más o menos normal -en Holanda, por ejemplo, se ha pasado de 235 casos registrados en 2003 a 2357 en 2018- y, lo que es gravísimo, se está ampliando a nuevos colectivos -como los enfermos crónicos, los menores de edad o los que están cansados de vivir– e, incluso, a personas que no dan su consentimiento.

En Bélgica, se ha documentado que en el 32% de los casos de eutanasia no existe consentimiento expreso del paciente y que un 47% de las muertes por eutanasia están fuera de supervisión oficial, según ha reconocido la Comisión de Control. Concluyó, en fin, que la legalización de la eutanasia conduce siempre a una pendiente resbaladiza que desborda a sus propios impulsores y que provoca una cultura social de muerte y no de cuidado y ayuda a quien los necesita.

Cómo se ha implantado la cultura pro-eutanásica en España

La siguiente ponencia de la mañana correspondió a Carlos Álvarez, portavoz de VIDA Digna y jurista experto en eutanasia. Su exposición estuvo dedicada a «La implantación de la cultura pro-eutanasia en España»

Álvarez se refierió, en primer lugar, a los orígenes del proyecto de legalización de la eutanasia en el 37 Congreso del PSOE en 2008, de la mano de Pérez Rubalcaba, y a las diferentes figuras que han sido claves a lo largo de los últimos años en el intento de crear una mentalidad social permisiva con el homicidio por compasión.

Analizó también cómo se han utilizado de forma sesgada las encuestas de opinión pública para generar un artificial estado de demanda social. En concreto, hizo hincapié en el llamativo caso de las recientes encuestas de cuatro Colegios Oficiales de Médicos, cuya falta de validez denunció públicamente en su momento VIDA Digna.

Especial interés en la exposición de Álvarez tuvo el análisis de la estrategia seguida por los defensores de la legalización de la eutanasia hasta llegar al momento actual, en el que la exhiben prácticamente como algo inevitable. Clave en ese proceso, afirmó el portavoz de Vida Digna, han sido la presentación en la prensa de casos límite de alto contenido emocional, la bateria de iniciativas legislativas filo-eutanásicas en las Comunidades Autónomas (bajo el paraguas de la muerte digna) y la manipulación del lenguaje.

El ponente repasó, por último, las principales consecuencias que tendría hoy la legalización en España de la eutanasia, si se tiene en cuenta la experiencia real de Holanda, Bélgica y Canadá.

Los aspectos más críticos de la nueva Proposición de Ley socialista de regulación de la eutanasia

A José Carlos Abellán -Doctor en Derecho, especialista en Bioética y profesor universitario- correspondió la tercera exposición, centrada en el análisis del texto de la Proposición de Ley 122/000020, de regulación de la eutanasia, presentada por el Grupo Parlamentario Socialista y registrada en Diario de Sesiones del Congreso de los Diputados el 31 de enero de 2020.

Tras analizar de manera pormenorizada los cinco capítulos, dos disposiciones adicionales, una disposición transitoria, una disposición derogatoria y cuatro disposiciones finales, de los que consta el texto, el profesor Abellán examinó y valoró un total de 15 aspectos críticos de la Proposición de Ley.

Como conclusiones de su estudio, presentó las siguientes:

-La ley trata de crear un derecho humano que no existe, justificando su acción legislativa en una demanda y debate social falseado y con una interpretación errónea e ideológica de conceptos.

-Parte de un hipotético conflicto entre el derecho a la autonomía del paciente y del médico y el bien de la vida del paciente. Conflicto entre la vida y la dignidad.

-Se pretende ofrecer eutanasia activa directa y auxilio médico al suicidio como una prestación del Sistema público de salud, algo que deberá realizar un médico, lo que es contrario a su deontología, y al mantenimiento de la natural confianza de los pacientes en los facultativos y en el sistema sanitario.

-Se establecen algunas cautelas y controles para garantizar cómo se realice, pero permanecen algunos elementos de inseguridad jurídica, tanto en los procedimientos como en la distribución de las responsabilidades entre los actores previstos para la realización de la práctica.

-Queda limitado el ejercicio del derecho a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios, al exigirse su manifestación anticipada y crearse registro de objetores.

-Toda la norma se orienta a la satisfacción prioritaria de una pretensión cuyas condiciones de libertad son dudosas y que admite la legitimidad de un homicidio para obtener un fin aparentemente compasivo. En lugar de proponer medidas y recursos para aliviar el dolor o el sufrimiento de las personas mediante cuidados paliativos, pretende facilitar las condiciones para que el médico acabe con la vida de su paciente, un acto en el que el consentimiento de la víctima no justifica ni legitima la acción.

-La conclusión es que es una ley injusta por razón de sus fines contrarios al bien de la persona y al bien común de la sociedad, que, si llega a aplicarse tendrá muy perniciosas consecuencias sociales y jurídicas.

El profesor Abellán terminó su exposición haciendo referencia al manifiesto europeo Stop Eutanasia -abierto aun a la firma- y al liderazgo del mismo en España por parte de Contigo Más.

La solución humana y avanzada al sufrimiento son los Cuidados Paliativos. Razones para rechazar la eutanasia

El último turno de la parte de la sesión de trabajo dedicada a ponencias correspondió al Dr. José Jara, profesor universitario de Ética Clínica y Presidente de la Asociación de Bioética de Madrid. Su ponencia llevó por título «Cuidados Paliativos vs. Eutanasia».

Después de presentar los datos que evidencian que España se encuentra a la cola de Europa en cuanto a Cuidados Paliativos (ver Ante el Día Mundial de los Cuidados Paliativos: España está a la cola de Europa) y de recordar las recientes noticias sobre la aprobación en Holanda de una pastilla letal para los mayores de 70 años cansados de vivir, el Dr. Jara desarrolló, a través de un buen número de datos y ejemplos concretos, las razones por las que, desde cualquier punto de vista serio, los Cuidados Paliativos son la solución adecuada al sufrimiento humano, frente a la falsa salida de la eutanasia, no ética e incontrolable.

Esta confrontación llevó al ponente a sintetizar 10 razones por las que la legalización debe ser rechazada en España, valiéndose de un completo argumentario que fue distribuido entre los asistentes:

1. Es un retroceso.

2. Es profundamente insolidaria.

3. Es desvalorizadora de la vida humana.

4. Crea desconfianza y opresión psicológica.

5. Es mala medicina.

6. Frena la investigación médica.

7. Es económicamente perturbadora.

8. Se convierte en una pendiente resbaladiza.

9. Es incontrolable.

10. No es la solución al problema del dolor.

Propuestas e iniciativas para el debate público ante una verdadera emergencia

Tras un tiempo dedicado a la interacción espontánea de los participantes en la jornada, se dio paso a la segunda parte de la misma, cuyo propósito era compartir las iniciativas que desde Profesionales por la Ética y VIDA Digna se están poniendo en marcha para propiciar en España un debate real sobre la eutanasia. Se trataba también de escuchar las propuestas concretas de los expertos y representantes políticos y de asociaciones sobre la forma más inteligente y eficaz de avanzar en una estrategia nacional de Cuidados Paliativos y de conseguir el rechazo de la pretendida legalización de la eutanasia.

En un clima de escucha, enfoque propositivo y diversidad de perspectivas, surgieron un buen número de ideas relacionadas con diferentes ámbitos en los que es necesario actuar para conseguir, ante todo, que en España la sociedad civil, las corporaciones profesionales afectadas, los medios de comunicación y los decisores politicos, abran los ojos ante las graves consecuencias de todo orden que implicaría la aprobación de la Eutanasia en nuestra nación.

Con el anuncio de una próxima jornada de formación y la invitación a los presentes a colaborar en red, finalizó una sesión de trabajo sobre la que hubo una general coincidencia en cuanto a su alto nivel técnico y su sentido esperanzador.

Para descargar el pdf con las diapositivas completas de las ponencias, pinchar aquí.

(En la imagen, los ponentes de la sesión de trabajo junto con parte del equipo de Profesionales por la Ética y VIDA Digna que organizó la jornada).