En España llevamos ya varias décadas sufriendo una paulatina y creciente asfixia de la libertad de educación. La LODE, la LOGSE, la LOE, las sucesivas leyes de educación autonómicas, las nuevas teorías pedagógicas, el debilitamiento de la autoridad del profesor y, lo que es aún más grave, de la de los padres, nos están conduciendo a un abismo difícil de escalar.

 

Si quieres seguir leyendo, puedes hacerlo en el blog http://www.coloresperanza.es/,

 

Fabián Fernández de Alarcón