La Corte Suprema de Justicia de Australia publicó ayer el fallo por el que ha acordado, por unanimidad, anular la ley de «Matrimonio Igualitario (del mismo sexo) 2013» que había sido aprobada por la Asamblea del Territorio de la Capital de Australia.

El alto tribunal australiano confirma así la inconstitucionalidad de la ley de Camberra que abiertamente entraba en colisión con la Ley Federal de Matrimonio de 1961, de acuerdo con la cual el matrimonio solamente puede ser formalizado en Australia cuando se celebra entre un hombre y una mujer y que una unión formalizada en el extranjero por una pareja del mismo sexo no puede ser reconocida como matrimonio en Australia.

La legislación sobre matrmonio, señala el fallo conocido ayer, es competencia del Parlamento federal. La sentencia anula la totalidad de la ley del territorio de la capital, lo que implica también que quedan automáticamente sin valor jurídico las 30 «bodas» de personas del mismo sexo ya celebradas.

Debe destacarse  -tal y como ayer señalaba en España la agencia oficial EFE-  que la equiparación entre el matrimonio y las uniones de personas del mismo sexo ya fue rechazada en septiembre de 2012 por el Parlamento federal y, además, recientemente han fracasado propuestas legislativas similares en el estado de Tasmania y en Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney.

Descargar en pdf la nota de 12 de diciembre de 2013 por la que el Tribunal Superior de Justicia de Australia da a conocer la anulación de la legislación de la capital Camberra y su territorio sobre «matrimonio» entre personas del mismo sexo (en inglés).

Leer en Hispanidad (12/12/2013) «Australia anulará los homonomios ya celebrados».

Leer en El Mundo (12/12/2013) «El Supremo revoca la ley que permitía bodas homosexuales en el Territorio de la Capital Australiana»