Madrid Educa en LibertadSegún ha denunciado la plataforma de padres Madrid Educa en Libertad,  la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha avalado, tras la protesta de una madre, la educación sexual obligatoria en los centros al margen de las convicciones y la libertad de los padres.

De acuerdo con una nota hecha pública por los padres, la postura oficial de la Consejería, expresada a través de la Inspección, «contradice el artículo 27. 3 de la Constitución Española y las sentencias del Tribunal Supremo de Febrero de 2009 sobre objeción a Educación para la Ciudadanía».

Madrid, 13 de abril de 2010.-  Una madre madrileña ha escrito a Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, comunicándole que en el Instituto público en el que estudian sus hijos «tienen en proyecto dar unas clases complementarias de Educación afectivo-sexual a los alumnos de 2º y 4º de ESO; donde les hablarán de diferentes métodos anticonceptivos, cómo poner un preservativo, del aborto en caso de que se queden embarazadas, de la píldora del día después por si se ha roto el preservativo, de homosexualidad…»

 «Además», afirma la madre, «estas clases se realizan sin avisar a los padres, les dan esas clases de la noche a la mañana, quitándoles una asignatura del horario escolar: matemáticas, geografía, lengua, etc».

 Por último, concluye la madre: «Vd. ha asegurado que en la Comunidad de Madrid, no se adoctrina y que no invade ningún aspecto del derecho de los padres a educar a los hijos según sus convicciones. Señora Aguirre, ¿es esto o no adoctrinamiento?»

 Lo sorprendente es que la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha contestado por escrito a la madre justificando las clases de educación sexual (que identifican con una de las asignaturas de Educación para la Ciudadanía) las imparten en colaboración con el Ayuntamiento de Pozuelo, están expuestas por personal médico y forman parte del Proyecto Educativo del centro público.

 Para María Menéndez, portavoz de la plataforma de padres Madrid Educa en Libertad, «el escrito de la Consejería de Educación avala completamente la educación sexual obligatoria en los centros al margen de las convicciones y la libertad de los padres, algo que contradice el artículo 27. 3 de la Constitución Española y las sentencias del Tribunal Supremo de Febrero de 2009 sobre objeción a Educación para la Ciudadanía». Estas últimas, afirmaban que no se podían «imponer criterios en asuntos sobre los que no exista un consenso social o que fueran cuestiones morales controvertidas. Y si algo se puede decir de la “educación sexual y reproductiva” es que en torno a ella no existe un consenso social. Por tanto, introducir esta materia implica imponer una visión concreta de la sexualidad y de la moral que no todos los ciudadanos comparten».

 Madrid Educa en Libertad, que aglutina a los padres objetores a Educación para la Ciudadanía de la Comunidad de Madrid, recomienda a los padres que defiendan sus derechos constitucionales, se opongan a una educación moral obligatoria que no esté de acuerdo con sus convicciones.