Según informa la página oficial de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE), la sesión plenaria de dicha Asamblea, reunida ayer 29 de enero en Estrasburgo, adoptó una Resolución condenando la intolerancia y la discriminación en Europa, con especial foco en los cristianos.Fue probada por 67 votos a favor, 2 en contra y 15 abstenciones, y está basada en el informe de Valeriu Ghiletchi (República de Moldavia, EPP / CD), Presidente del Comité de Asuntos Sociales, Salud y Desarrollo Sostenible de PACE.

El texto de dicha Resolución (al que puede accederse en inglés pinchando aquí) expresa que «la intolerancia y la discriminación por motivos religiosos o de creencias afecta en Europa no solo a los grupos religiosos minoritarios, sino también las personas que pertenecen a grupos religiosos mayoritarios. En los últimos años se han registrado numerosos actos de hostilidad, violencia y vandalismo contra los cristianos y sus lugares de culto, pero estos actos a menudo han sido pasados por alto por las autoridades nacionales. La expresión de la fe es a veces indebidamente limitada por la legislación nacional y por políticas que no permiten la integración de las creencias y prácticas religiosas».

La importante Resolución aprobada ayer recuerda también que «la libertad de pensamiento, conciencia y religión está protegida por el artículo 9 de la Convención Europea de Derechos Humanos y es considerada uno de los fundamentos de una sociedad pluralista y democtrática. Las limitaciones para el ejercicio de la libertad religiosa deben ser restringidas a aquellas prescritas por la ley y la necesidad en una sociedad democrática».

Por este motivo, la Asamblea Parlamentaria considera que «deben ser adoptadas medidas para asegurar en Europa el disfrute efectivo de la protección de la libertad religiosa o de creencias por parte de todos los individuos».

Descargar el texto completo de la Resolución 2013 (2015) (versión provisional en inglés), pinchando aquí.

(En la imagen, Valeriu Ghiletchi, autor de la propuesta de Resolución aprobada ayer en Estrasburgo).

Leer la traducción española de la Resolución realizada por el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia aquí.