La pasada semana Profesionales por la Ética denunciaba en una nota de prensa que el anuncio del ministerio de Justicia español de la inscripción en el Registro Civil los nacimientos producidos por «gestación por sustitución», (conocida como maternidad subrogada o «vientre de alquiler» y prohibida en la legislación española), supone una admisión encubierta y de hecho  -en el fondo, “hipócrita”, como ha afirmado una coniocida periodista-  de una práctica que  vulnera la dignidad de la mujer y convierte al niño en un producto comercial.

Lamentablemente, esta nueva forma de explotación de la mujer apenas suscita debate en la opinión pública española a pesar de su gravedad, a diferencia de lo que está ocurriendo en Francia. En efecto, la conocida como “Circular Taubira”  -que adopta en el país galo una medida similar a la anunciada por el Gobierno español-  ha suscitado un vivo rechazo en la sociedad francesa, como se hizo patente en la multitudinaria manifestación en París del pasado 5 de octubre, convocada por el dinámico movimiento popular de La Manif pour Tous.

La “Circular Taubira” fue recurrida ante el Consejo de Estado francés, el cual se ha pronunciado el pasado viernes en un sorprendente dictámen que confirma la “legalidad” de dicha instrucción.

Con este motivo, Alliance VITA ha emitido el comunicado de prensa que, por su interés también en relación con el anuncio realizado por el Gobierno de Rajoy, traducimos a continuación al español. En él, además de señalarse la incongruencia de la mencionada Circular, se reclama un tratado de prohibición universal de la “gestación en vientres de alquiler”.

CIRCULAR TAUBIRA – GPA. ALLIANCE VITA DENUNCIA UNA POLÍTICA DEL AVESTRUZ: PRETENDEN PROHIBIR DE LA GPA (“GESTACIÓN POR OTRO”) EN FRANCIA MIENTRAS SE CIERRAN LOS OJOS A SU “DESLOCALIZACIÓN” EN EL EXTRANJERO.

París, 12 de diciembre 201. Alliance VITA

Al rechazar este 12 de diciembre la apelación contra la circular Taubira que ordena a los secretarios judiciales que expidan certificados de ciudadanía francesa a los niños nacidos en el extranjero utilizando la gestación por medio de otra persona, el Consejo de Estado legitima de hecho las consecuencias de una práctica prohibida en Francia y que está en total contradicción con los principios fundamentales de nuestro Código Civil: la no explotación de las mujeres y la no mercantilización de los niños. ¿Cómo es posible que el Consejo de Estado llame a la práctica de la GPA “sórdido comercio, pesadilla”, cuando al tiempo apoya la legalidad de esta circular?

Para Alliance VITA, esta circular publicada por el Ministro de Justicia era innecesaria: la nacionalidad francesa del niño puede ser adquirida con el tiempo por naturalización. En efecto, según el artículo 21-12 del Código Civil, un niño acogido en Francia, puede pasados 5 años reclamar la nacionalidad francesa, sin que el modo de su procreación tenga relevancia alguna. No había pues necesidad alguna de publicar esta circular discutida y discutible. Sin embargo su convalidación por el más alto tribunal da consistencia a los acuerdos de la ilícita GPA mediante los que se planifica el abandono del niño desde su concepción. Si una ley deja de ser un elemento de disuasión, ya no es una ley protectora.

Además, hay una manifiesta omisión grave: un acuerdo de GPA no puede distinguirse de sus efectos, ya que el nacimiento del niño constituye el objetivo mismo y único de esta circular. Al validar sus efectos, lo que se convalida es el acuerdo mismo de la GPA. La prohibición legal francesa se convierte así en una pura declaración de principios.

Para Caroline Roux, Secretaria General de VITA Alianza y coordinadora de los servicios de asistencia, “no se trata de ignorar el doloroso deseo de un niño, que tiene que ser escuchado y apoyado, pero hay límites que no se pueden traspasar. No podemos disponer del cuerpo de una mujer, no podemos “fabricar” hijos por otra mujer. Las mujeres no son para alquilarlas ni los niños para comprarlos, ni para donarlos. La convalidación de esta circular es por tanto una infracción muy grave que socava nuestro derecho, protector de los intereses de las mujeres y los niños. Es una forma insidiosa de trivializar el incumplimiento de la ley francesa que atiende a los intereses de los niños, para lo que precisamente se ha establecido esta prohibición de GPA. Los intermediarios que recurren a sabiendas a la GPA atentan gravemente contra los derechos del niño, decidiendo deliberadamente su abandono, ignorando todo lo que interactúa entre el niño y la que lo lleva en su vientre, convirtiéndole en un objeto de contrato, ya sea remunerado o no. Es un auténtico y radical maltrato”.

Alliance VITA pide al conjunto de los políticos que reaccionen y a nuestros líderes que asuman sus responsabilidades, retirando la circular y comprometiéndose en el plano internacional a firmar un tratado de prohibición universal de la GPA. Alliance VITA, junto con otras ONG internacionales apoya una petición para llegar a la prohibición universal de la gestación por medio de otra persona, lanzada el 20 de noviembre con motivo del Día Internacional de los Derechos del Niño y cuyo texto puede encontrarse en www.nomaternitytraffic.eu.

http://www.alliancevita.org/2014/12/gpa-vita-denonce-une-politique-de-lautruche/

(En la imagen, una de las pancartas exhibidas en la multitudinaria manifestación que el pasado 5 de octubre recorrió las calles de París para pedir la derogación de la Circular Taubira y la abolición unieversal de la  “gestación en vientres de alquiler”. Foto: La Manif pour Tous).