Jaime-Urcelay-FB-250x205Ante un numeroso público, congregado en el Salón de Actos de CajaSur, el Presidente de Profesionales por la Ética, Jaime Urcelay, pronunció ayer en Córdoba,  en el marco de las VI Jornadas de Otoño que organiza la asociación civil Presencia Cristiana, una conferencia sobre ‘Conflictos morales en la escuela’

En su intervención Urcelay, tras revisar los principales aspectos de la actual crisis en la educación, se refirió a la reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por la que se declara el ‘carácter adoctrinador’ del libro de texto de Educación para la Ciudadanía (EpC) así como a la Proposición no de Ley aprobada en el Congreso de los Diputados sobre el control político de los juegos infantiles en la escuela. Ambos ejemplos le sirvieron para reafirmar que el principio básico e irrenunciable es que la responsabilidad primera de la educación de los hijos corresponde a los padres, de los que la escuela es una imprescindible colaboradora. El papel del Estado en la educación, afirmó, es sólo de carácter subsidiario.

Igualmente, analizó el proceso que ha llevado a la actual e ilegítima pretensión  por parte del Estado de imponer de manera obligatoria en la escuela una determinada concepción de la persona y de la vida, de fuerte signo relativista, invadiendo la libertad de los padres. Destacó también como ese proceso de ideologización de la escuela, que arranca de la Ley General de Educación de 1970, ha culminado con la nueva ‘religión civil’ de Educación para la Ciudadanía, que ahora se prolonga e intensifica  con la educación sexual obligatoria de la Ley del Aborto, cuyos principales rasgos expuso de manera pormenorizada.

Por último, Urcelay insistió en que ante estos desafíos es necesaria una respuesta social responsable y coherente, para lo cual propuso algunas posibles orientaciones prácticas.

A la conferencia siguió un animado coloquio, en el que los asistentes al acto tuvieron oportunidad de exponer sus inquietudes en relación con la actual emergencia educativa.