Jaime Urcelay 2012Invitado por la Asociación Cultural y Social Alborea, el presidente de Profesionales por la Ética, Jaime Urcelay, pronunció ayer en el Centro Cultural CCM de Albacete una conferencia sobre «Emergencia educativa y sus soluciones».

En su intervención, que fue seguida por un numeroso público, Urcelay comenzó presentando las evidencias de la actual crisis educativa, tanto en el nivel de los indicadores de calidad y rendimiento del sistema como en el más profundo de sus preocupantes efectos sociales: impotencia de padres y profesores ante la tarea de educar, fenómenos de evasión y arraigo de antivalores en el comportamiento de muchos jóvenes, falta de espacios de libertad para educar, un extendido vacio en los significados de la vida y la existencia…

Ante este panorama de crisis, el conferenciante analizó a continuación los diferentes enfoques del diagnóstico presentes en el debate público, desde los que fundamentalmente apuntan a un problema de recursos a los que ponen el foco, sin más, en las ineficiencias de nuestro sistema educativo y en la necesidad de ajuste técnicos parciales para conseguir mayores niveles de excelencia académica. Asimismo analizó las primeras manifestaciones del nuevo Ministro de Educación, José Ignacio Wert, y las reacciones que en los diferentes agentes educativos ha suscitado su propuesta de un nuevo intento de acuerdo nacional para la reforma de la educación en España.

Sin restar valor a dichos puntos de vista, Urcelay destacó que es necesario asumir con todas sus consecuencias que «el modelo educativo español está viciado por la ideología y una pedagogía errónea, especialmente desde la LOGSE de 1990» y que será muy difícil la superación de la crisis si no se aborda con el coraje suficiente la rectificación de ese modelo, que está en la base del actual fracaso de la escuela.

Asimismo, el presidente de Profesionales por la Ética insistió en que las causas de la emergencia educativa van mucho más allá de la escuela y las leyes educativas porque, según afirmó, «el ecosistema cultural no favorece la educación, especialmente en lo que afecta a su principal responsable: la familia». Por ello, consideró imprescindible que la familia vuelva a ocupar el lugar central que le corresponde en la educación, no sólo en el nivel de colaboración con la escuela y los profesores o la elección libre de centro educativo, sino también y sobre todo, en la asunción cotidiana y comprometida de la responsabilidad educativa que le es propia y que nadie, en circunstancias normales, puede sustituir si lo que se pretende es el desarrollo integral de personas maduras.

Con ocasión de esta conferencia de la Asociación Cultural y Social Alborea de Albacete, Urcelay fue entrevistado en Onda Cero y por La Tribuna, el diario de mayor tirada de la capital manchega.

Ver en La Tribuna de Albacete «Urcelay: la educación es un desafío nacional que requiere una apuesta a largo plazo» (11/01/2012).