Previsiblemente el próximo 4 de febrero, el Parlamento Europeo votará el Informe Lunacek sobre la llamada «Hoja de Ruta de la UE contra la homofobia y la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género» (2013/2183). Aprobado por la Comisión del Parlamento Europeo para las Libertades Civiles (LIBE), el Informe Lunacek representa un asalto, hasta ahora inimaginable, de los activistas LGTB a los derechos fundamentales universales. Con todo, la opinión de la Comisión LIBE no refleja la opinión de todos los miembros que se sientan en la Cámara y es importante que así quede de manifiesto en la votación plenaria.

¿Qué está en juego?

El Informe Lunacek quiere que los «Principios de Yogyakarta» penetren en la esfera jurídica de la UE. En dicha declaración no oficial, los activistas LGTB falsamente afirman que «los derechos especiales de los homosexuales están amparados por los derechos humanos universales » y que 120 de estos «derechos especiales» se deben imponer para cumplir con los derechos humanos acordados internacionalmente. El Informe Lunacek está así obligando a una reinterpretación y manipulación de los derechos humanos en clave LGTB. Un breve pero completo análisis de los «Principios de Yogyakarta» (en inglés) puede encontrarse pinchando aquí.

¿Quién es el ponente del Informe?

Se trata de la eurodiputada austriaca Ulrike Lunacek (en la imagen), presidenta del Intergrupo sobre Derechos LGTB, el lobby de presión política de los activistas gays en el Parlamento Europeo. Era previsible, por lo tanto, que no iba a presentar un informe políticamente equilibrado y que forzaría el procedimiento para hacer en la resolución parlamentaria un corta y pega de las reivindicaciones más radicales de los activistas LGTB. Conviene recordar que en 2013 Lunacek copatrocinó la enmienda 153 al informe Estrela tratando de legitimar la pedofilia invocando la necesidad de una «educación sexual sin tabúes e interactiva» para los niños.

¿Qué significa la referencia a la «Hoja de Ruta de la UE»?

La referencia, desde el mismo título del Informe, a las «Hojas de Ruta de la UE» es muy engañosa. Una Hoja de Ruta de la UE existe para proteger los derechos de las personas con discapacidad. Sus vidas sólo pueden ser mejoradas a través de acuerdos especiales que se adaptan a sus necesidades específicas, sin que, al mismo tiempo, se creen cargas desproporcionadas para el resto de la sociedad . La apelación a estas políticas diseñadas para dar cabida a las necesidades específicas de las personas con discapacidad desvela la verdadera intención del Informe Lunacek: no se trata de establecer la igualdad de trato, sino privilegios.

¿Por qué es también engañoso el propio título del Informe?

Ni la «homofobia» ni la «orientación sexual y la identidad de género» están definidas en ningún instrumento internacional de derechos humanos. Tampoco forman parte de la legislación de la UE. Si se aprueba la resolución Lunacek, el Parlamento Europeo legitimaría la pretensión ideológica de estos activistas a través de una «Hoja de Ruta de la UE» .

¿Cuál es el contenido que se pretende para la resolución?

La resolución sobre la Hoja de Ruta pretende una alteración de los derechos humanos. En caso de aprobarse, las instituciones de la UE y los Estados miembros deben comprometerse con una incoporación global de la perspectiva homosexualista en todos los ámbitos de las políticas públicas, incluyendo no sólo las que corresponden a competencias nacionales clásicas  -como son la salud pública y la educación-  sino también el empleo, el asilo y las relaciones exteriores. El Informe Lunacek incluye un mecanismo de veto en toda la UE para la comunidad LGBT: ninguna legislación futura de la UE podrá contradecir los intereses de los activistas gays.

La Hoja de Ruta será instrumentalizada para forzar a los Estados miembros a permitir «el matrimonio del mismo sexo para todos», ya que insiste en los temas de ciudadanía, familias y libertad de movimientos. Las parejas del mismo sexo podrán asumir el derecho a la adopción, la fertilización in vitro y la maternidad subrogada. La Hoja de Ruta de la UE garantizará la libertad de reunión y de expresión de los activistas homosexuales y permitirá utilizar la coartada de «la incitación al odio» para silenciar a los críticos del homosexualismo y el activismo LGTB. De este modo, el Parlamento Europeo obligaría a la UE y sus Estados miembros a aplicar un doble rasero: ninguna restricción para la libertad de expresión de la comunidad gay, y, a la vez, una severa restricción de la libertad de expresión para los posibles críticos. Nada se ha previsto para proteger el derecho de la gente a la libre determinación, el derecho de los padres a educar a sus hijos y la protección de los niños de la propaganda homosexualista, o el derecho a la objeción de conciencia .

El informe Lunacek también reduce la libre iniciativa empresarial ya que las medidas reclamadas en la Hoja de Ruta de LGBT no entran dentro de las competencias de la política de no discriminación, pero sí en las competencias de los interlocutores sociales, al incluir directrices especiales LGTB para los sindicatos y las organizaciones empresariales.

Para facilitar que esta reingeniería social en los valores y las normas de las sociedades europeas, la incorporación de la perspectiva homosexual también se aplicará a los programas de la Comisión Europea para la juventud y la educación. Esto abre el camino para la existencia de cuotas de la comunidad LGTB para las becas Erasmus o o los programas de intercambio de estudiantes para los adolescentes de la escuela secundaria .

Como ya hemos señalado, ciertas propuestas del Informe Lunacek parecen tener el propósito de presionar a los Estados miembros para que proporcionen vías legales para los «matrimonios de personas del mismo sexo». Esto se hace de una manera insidiosa y oculta, solicitando, por ejemplo, el reconocimiento automáticode todos los documentos de estado civil, lo que en la práctica significaría que los Estados miembros en los que que dichos «matrimonios» no están reconocidos en la ley nacional se verían constreeñidos por la legislación de la UE a aceptarlos si fueron contraidos en otro Estado miembro .

El Informe Lunacek también insta a la UE a ejercer influencia política ante la OMS para que la homosexualidad desaparezca de la lista de trastornos mentales y del comportamiento. Esto puede representar una sorprendente intromisión en la libertad científica por parte de una institución política.

¿Cuál es el riesgo para las relaciones entre los Estados miembros y las instituciones de la UE ?

Todas las medidasreividicadas en esta Hoja de Ruta LGTB podrían ser aplicadas directamente por la Comisión de la UE, sin la aprobación previa por parte del Parlamento de la UE y el Consejo de Ministros. Las políticas de no discriminación deben ser decididas por el Parlamento Europeo y el Consejo, y éste debe adoptar su posición por unanimidad. Este mecanismo de protección será puenteado porque la Comisión Europea podrá, en base a esta Hoja de Ruta LGTB,  adoptar discretamente sus propias medidas sin una decisión previa de los legisladores.

Delitos de odio cometidos por los autodenominados activistas gays

En la Unión Europea se está produciendo un dramático aumento, bien documentado, de los «delitos de odio» cometidos por los autodenominados «activistas de los derechos homosexuales». Con frecuencia patente, este tipo de delitos se perpetran contra de la Iglesia Católica, sus edificios y sus representantes. Basten como ejemplos la reciente irrupción en la misa de Navidad en la catedral de Colonia, la profanación de la Basílica de San Petronio en Bolonia, o las reiteradas agresiones físicas contra el arzobispo de Malinas (Bélgica), cometidos todos ellos por «activistas de los derechos gays». La adopción de una «Hoja de Ruta» específica para ellos como grupo necesitado de especiales privilegios, no parece reflejar la realidad.

El Parlamento Europeo, engañado nuevamente por los activistas LGBT

Ya en el pasado, el Parlamento Europeo ha sido objeto de otros intentos similares de manipulación para establecer el «mito victimista» homosexual. El asesinato del activista de los derechos de los homosexuales de Uganda David Kato recibió una enorme cobertura de los medios y se convirtió en pretexto para una resolución parlamentaria y distintas interpelaciones al Gobierno de Uganda, afirmándose que el asesinato de Kato fue el resultado de una «homofobia» rampante. Al final resultó que el asesino era un hombre que ejercía la prostitución y a quien Katose  se había negado a pagar por sus servicios sexuales. Pero ni siquiera esta información hizo que el Parlamento Europeo revocase su resolución, basada en datos falsos. Al parecer, los hechos no son importantes cuando se trata de «luchar contra la homofobia» .

¿Hasta dónde ha avanzado el Informe Lunacek?

El Informe fue aprobado en la Comisión de Libertades Civiles (LIBE) el 17 de diciembre de 2013. Un mes más tarde, el 17 de enero de 2014, la administración del Parlamento Europeo aún no había publicado el documento para el plenario, probablemente para no despertar a los ciudadanos europeos antes de tiempo. Sin embargo, la compilación no oficial de las enmiendas aprobadas existe y se puede consultar. Como todavía no hay un documento oficial, no resulta probable que los diputados al Parlamento Europeo actúen. Los grupos parlamentarios ECR, EFD y EPP parecen, además, no oponerse a este informe. En la fase de comisión, los diputados demócrata cristianos de Malta (Roberta Metsola) y Francia (Véronique Matuieu Houillon y Michèle Striffler) colaboraron activamente con la oposición y la secretaría del intergrupo LGBT. Debe tenerse en cuenta que el contenido del informe de la Comisión LIBE también afecta el trabajo de las comisiones de Empleo y Asuntos Sociales (EMPL), Educación y Juventud (CUL), Relaciones Exteriores (AFET) y Asuntos Legales (JURI) .

Algunos meses antes de las elecciones de la UE, los eurodiputados temen hablar en contra de las reivindicaciones de los activistas LGBT porque las asociaciones financiadas por la UE, como ILGA Europa, podrían empezar una de sus habituales campañas de «marcar y culpabilizar» para condenar a los políticos que se niegan a su juego. El miedo acaba así en una espiral de silencio institucional. La ideología LGTB sólo llega a ser dominante cuando  otros dejan de hablar porque sus activistasles amenazan con la marginación y la culpabilización.

Tras el informe Estrela, la Hoja de Ruta LGTB será la segunda clave para la orientación del voto en las elecciones de la UE del domingo 25 de mayo. Los eurodiputadosdebieran considerar que el lobby LGTB no es tan poderoso en términos de número de votantes en los 28 Estados de la Unión Europea. Los candidatos al europarlamento tendrían que explicar por qué el Parlamento Europeo se deja instrumentalizar ideológicamente al servicio de la ingeniería social de normas y valores. La Hoja de Ruta LGTB se convertirá en la posición política oficial del Parlamento Europeo y será publicada en su Diario Oficial. A partir de ahí cabe cualquier abuso y nadie estará interesado en saber que este documento no tiene ningún valor legal. Será utilizado políticamente por los grupos activistas para presionar a los gobiernos nacionales para cumplir con la agenda LGTB en cada Estado miembro mucho más allá de lo que el ciudadano realmente quiere. Con la Hoja de Ruta LGTB, el Parlamento Europeo debilita la fundamentación de la soberanía nacional en cuestiones éticas y puenteará la autoridad de las instituciones nacionales en cada Estado miembro .

En consecuencia, es vital que los ciudadanos despierten y animen y respalden a sus representantes en el Parlamento Europeo para que detengan la agenda LGTB sin miedo a ser marginados por la acostumbrada campaña de » vergüenza y culpa » de los activistas LGTB.

¿Qué debemos hacer?

En primer lugar, alertar a nuestros familiares y amigos por correo electrónico o en las redes sociales sobre este audaz asalto por parte de activistas LGTB a la legislación europea. Cuantas más personas conozcan el tema, más fácil será romper la «espiral de silencio» . Las posiciones LGTB son percibidas como dominantes sólo porque nadie se atreve a hablar en contra de ellas. Sin embargo, nuestra opinión puede ser dominante si la mayoría alzamos la  voz. No se es «homófobo» por informar de algo que es una cuestión de hecho: el Parlamento Europeo tiene la intención de crear una Hoja de Ruta especial con privilegios para la comunidad LGTB.

En segundo término, los decisores de la UE y los miembros del Parlamento Europeo son muy vulnerables ante esta situación específica, ya que temen ser expuestos a la citada estrategia de la «marca y la culpabilización» usada por los activistas homosexualistas. Necesitan que les animemos a hablar en contra de la manipulación. Muchos de ellos comparten nuestra preocupación por este problema, pero temen ser odiados si hablan sobre él. Es conveniente por eso escribir a nuestros representantes en el Parlamento Europeo alentándoles a que se opongan a esta «perspectiva homosexualista de la sociedad» .

En tercer lugar, un grupo político de 78 diputados del Parlamento Europeo debieran presentar una Propuesta de resolución alternativa sobre este asunto para sustituir a la actual propuesta de resolución. Esa resolución alternativa debe ser breve y precisa, estableciendo que:

• La UE protege los derechos fundamentales de todos los ciudadanos.

• Los derechos fundamentales son universales, indivisibles, y por lo tanto no pueden ser asignados de acuerdo con el comportamiento sexual de un individuo.

• La legislación de la UE ya contiene disposiciones específicas relativas a la no discriminación por la orientación sexual.

• No se deben crear nuevos instrumentos políticos y legales antes de una profunda evaluación de los ya existentes.

• Los Estados miembros deben aplicar la legislación de la Unión Europea en materia de no discriminación con respeto a los respectivos ámbitos de competencia de la UE, de sus organismos y de los propios Estados miembros.

Profesionales por la Ética se ha dirigido ya por escrito a los eurodiputados españoles para hacerles llegar estos puntos de vista.

Por último, señalar  -como orientación concreta muy práctica-  que en España la plataforma cívica HazteOir.org ha lanzado ya una alerta sobre el Informe Lunacek dirigida a los eurodiputados de nuestra nación. Puede suscribirse por cualquier ciudadano, pinchando aquí.