Gemma García es portavoz de la Plataforma “Mispadresdeciden” que agrupa a los padres y madres de las AMPAs de los 10 colegios concertados que tienen el modelo pedagógico de educación diferenciada en Andalucía y a los que la Junta les ha negado el concierto escolar para el próximo curso.

La Plataforma se creó frente a la negativa de la Junta de Andalucía de renovar los conciertos educativos a los colegios que mantienen el modelo pedagógico de educación diferenciada; los padres y madres decidieron agruparse para defender su derecho a decidir el centro escolar que querían para sus hijos.

Gemma García recuerda que a este tipo de colegios acuden alumnos de diferentes sectores sociales y tienen una gran demanda. «Solo queremos que se respete nuestra libertad y que se oiga nuestra voz, la de los padres y madres, que pedimos a la Administración Pública andaluza que garantice y defienda nuestro derecho a decidir, tal como se recoge en el artículo 27 de la Constitución Española. Con la retirada de los conciertos impedirá que miles de alumnos puedan acceder a estos colegios convirtiendo la educación en elitista», asegura.

Los padres de esta Plataforma se niegan a que la Administración decida por ellos. «No queremos que decida el tipo de educación que deben recibir nuestros hijos. «La Enseñanza Concertada en Andalucía está alterada, y la Enseñanza Concertada Diferenciada está también maltratada y discriminada, porque la  voluntad del gobierno andaluz es imponer su único modelo y no está dispuesto a reconocer la constitucionalidad y legalidad de la educación diferenciada, y menos todavía el derecho que tenemos los padres de poder elegir el tipo de educación que queremos para nuestros hijos. La educación diferenciada tiene perfecta cabida en nuestro ordenamiento jurídico, es legal y no discriminatoria», asegura la portavoz de Mispadresdeciden.

Según Gemma García, para la Administración andaluza los referentes  son los modelos cubanos y bolivarianos. «La portavoz de Educación de Izquierda Unida (que comparte gobierno en Andalucía con el PSOE) ya nos advirtió que la Administración es la que decide la educación de nuestros hijos. Quieren imponer un modeló único de educación: público, laico y mixto. Pero realmente lo que quieren imponer es un pensamiento único atacando otros modelo educativos.

Los padres de esta Plataforma saben que  la aplicación de la LOMCE podría zanjar este asunto, pero con la organización del curso 2013/2014 tal como se plantea ahora en estos Centros, ya se empiezan a producir daños irreparables. «Daños irreparables porque hay padres que tienen que buscar otro centros porque no puedan matricular a sus hijos en los que hasta ahora han sido de Educación Diferenciada -y algunos de ellos ya con otros hijos en estos colegios -, y no pueden matricularlos bien porque los niveles de entrada ya no están concertados, bien porque aunque quieran acceder a algún nivel intermedio y concertado, la Administración no permite que se matricule ningún alumno nuevo aunque haya vacantes.  Muchos profesores se quedaran sin trabajo y varios colegios se cerrarán», asegura Gemma García.

Mipadresdeciden tienen una reivindicación concreta: en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2013 se reconoce el derecho de los centros de educación diferenciada a la financiación con fondos públicos. «Necesitamos que el Gobierno Central nos dé su respaldo de una manera efectiva e inmediata en el curso 2013/2014 en Andalucía, y evitar así que alumnos y padres vean anulado su derecho a elegir un centro de educación diferencia.  Le pedimos que desde al Ministerio de Educación se tomen las medidas oportunas a fin de instar a la Consejera al cumplimiento de la Ley de Presupuestos», afirma su portavoz.

Para Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética, «no hay duda de que la educación diferenciada es un modelo pedagógico perfectamente legal implantado en numerosos países. Eliminarlo arbitrariamente es una agresión a la libertad de los padres a decidir qué educación quieren para sus hijos».

Para más información sobre la plataforma Mispadresdeciden, pinchar aquí.

(En la imagen, Gemma García, portavoz de la plataforma Mispadresdeciden).