EEL BLa Federación de Plataformas y Asociaciones de Padres por la Libertad de Educación España Educa en Libertad ha hecho hoy, mediante una nota de prensa, balance de la situación al concluir el curso escolar, a la vez que adelanta su postura ante la implantación de la educación sexual obligatoria de la Ley del Aborto, que  puede suponer un nuevo ataque a la libertad de educación el próximo curso.

Reproducimos a continuación el texto de la referida nota de España Educa en Libertad.

LOS PADRES SEGUIREMOS DEFENDIENDO EL DERECHO DE EDUCAR A NUESTROS HIJOS EN LIBERTAD

Madrid, 9 de julio de 2010. Concluido el curso escolar, la Federación España Educa en Libertad hace balance de la situación, y adelanta su postura ante lo que puede suponer un nuevo ataque a la libertad de educación el próximo curso.

Con la entrada en vigor de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva el 5 de julio de 2010, el Gobierno ha dado un paso más en la invasión de un terreno que no le pertenece, la formación de la conciencia de los menores, con la imposición de su visión ideológica de la sexualidad.

El pasado curso ha habido miles de padres en toda España que han defendido sus derechos frente a esta invasión del Estado que se inició con Educación para la Ciudadanía (EpC). En muchos casos sus hijos se han mantenido todo el curso fuera de las aulas, como objetores de conciencia, lo que no les ha impedido promocionar o titular a pesar del suspenso; otros han decidido que sus hijos entraran en clase, por imperativo legal, permaneciendo muy atentos a los contenidos que se imparten. “Lo cierto es que la aparente normalidad del conflicto real de Educación para la Ciudadanía se debe a la presión de los padres, ya que en gran parte de los centros la realidad es que no se cumplen los Reales Decretos del Ministerio, absolutamente adoctrinadores en su diseño, debido a esta presión de los objetores. EpC, en la mayoría de los casos, no es en la práctica el proyecto ideológico que había diseñado este Gobierno”, afirma Marisa Pérez Toribio, presidenta de España Educa en Libertad, Federación nacional de plataformas y asociaciones por la libertad de educación

Los padres, que ya alzaron la voz contra Educación para la Ciudadanía, siguen firmes en la defensa del derecho a educar a sus hijos en libertad. “Seguiremos adoptando  todas las medidas a nuestro alcance para que evitar que se siga instrumentalizando la escuela al servicio de  ideología”, recuerda Paco Prián, presidente de FEPALEMUR, la Federación de Padres por la Libertad de Educación de la Región de Murcia, y miembro de España Educa en Libertad. “Ante la actuación de este Gobierno conviene recordar lo que dijo la sentencia del Supremo: ‘Las materias que el Estado, en su irrenunciable función de programación de la enseñanza, califica como obligatorias no deben ser pretexto para tratar de persuadir a los alumnos sobre ideas y doctrinas que -independientemente de que estén mejor o peor argumentadas- reflejan tomas de posición sobre problemas sobre los que no existe un generalizado consenso moral en la sociedad española. En una sociedad democrática, no debe ser la Administración educativa –ni tampoco los centros docentes, ni los concretos profesores- quien se erija en árbitro de las cuestiones morales controvertidas. Estas pertenecen al ámbito del libre debate en la sociedad civil, donde no se da la relación vertical profesor-alumno, y por supuesto al de las conciencias individuales. Todo ello implica que cuando deban abordarse problemas de esa índole al impartir la materia Educación para la Ciudadanía   –o, llegado el caso, cualquiera otra- es exigible la más exquisita objetividad y el más prudente distanciamiento.’ “Esto que ha dicho el Supremo es absolutamente incompatible con la introducción en la escuela de la visión de la sexualidad que pretende el Gobierno. Deberían reconsiderar la aplicación de esta ley que está pendiente, además, de un recurso de inconstitucionalidad”, afirma Prián.

Por otra parte, los padres van a seguir defendiendo sus derechos en los Tribunales. Como ha afirmado Francisco José Ramos Vega, abogado de las plataformas de padres de Ávila, Salamanca, Segovia, Soria y Valladolid, “las sentencias del TSJ de Castilla y León, que reconocían el derecho de los padres, y que han sido anuladas por el Tribunal Supremo han sido ya recurridas en amparo ante el Tribunal Constitucional. Este alto Tribunal tendrá que pronunciarse ahora acerca de si en la configuración normativa de EpC el Gobierno se ha extralimitado y ha vulnerado derechos constitucionales”. Hay procesos judiciales abiertos en otras comunidades, que también siguen su curso.

“En septiembre vuelve EpC, y si el Gobierno persiste en su deriva totalitaria y su política de hechos consumados, empieza la Educación Sexual Obligatoria, cuyo articulado concreto desconocemos de momento. Los padres estaremos muy atentos y adoptaremos las medidas concretas cuando conozcamos en qué va a consistir y cómo se va a impartir. El Tribunal Supremo dijo algo obvio, que en la Escuela no se puede adoctrinar, y cualquiera que se deslice hacia ese terreno tendrá enfrente padres que defenderán sus derechos y no permitirán que eso ocurra”, afirma Pérez Toribio. “Cada padre decidirá en conciencia cómo hace frente a esta intromisión del Estado, pero lo que perseguimos es lograr una solución definitiva que blinde los centros frente al adoctrinamiento.  Seguiremos informando a los padres, apoyándoles en sus decisiones y  comprometiéndonos en todo aquello que suponga la mejora del sistema educativo para que la libertad de educación sea una realidad.”