Organizada por la asociación Enraizados, ayer, 24 de febrero, se celebró en la sede de la Fundación Crónica Blanca, en Madrid, una Mesa Redonda en la que, a través de experiencias prácticas, se trataba de presentar propuestas prácticas sobre la presencia de los católicos en el espacio público, bajo la inspiración de los principios de la Doctrina Social de la Iglesia (Dignidad de la persona – Bien Común – Subsidiariedad y Participación – Solidaridad).

Para ofrecer su testimonio, participaron en la Mesa Redonda:

– En el campo de la política, Miguel Aguado Palanco, miembro del Comité internacional del Movimiento Político por la Unidad. Aguado expuso la experiencia tanto en España como en Europa de su participación en grupos de trabajo con políticos de distintos partidos.

– En el campo de la economía, Javier Espinosa Martínez, empresario jubilado, promotor y asesor de empresas basadas en valores cristianos, quien habló sobre la viabilidad de una economía y unas empresas al servicio de las personas.

– En el área de acción social y solidaridad, Antonio Díaz Freijó, sacerdote mercedario, antiguo misionero en el África Subsahariana y actual director de la asociación Karibu, dedicó su ponencia “Respuesta cristiana al drama de la inmigración» precisamente a los procedentes de dicha región africana.

– Finalmente y en el área de participación social y responsabilidad personal, intervino Francisco Navarro Jarava, Secretario General de Profesionales por la Ética. Navarro presentó la experiencia práctica del Movimiento objetor a Educación para la Ciudadanía “Nuestros hijos, nuestra decisión”, ofreciendo respuestas a la pregunta • ¿Qué podemos hacer los padres, abuelos y personas de buena voluntad ante la intromisión estatal en la educación de nuestros hijos?.

Tras estas intervenciones de los ponentes, siguió un animado debate entre ponentes y asistentes al acto.