Los países que estuvieron sometidos durante muchas décadas al totalitarismo y al terror socialista están dando un ejemplo de sentido común y de aceptación de la ley natural, por medio de leyes y decisiones importantes. En particular, con la reciente ley rusa contra el adoctrinamiento en la ideología de género y contra el fomento de la sodomía en la infancia y la juventud.

Mientras, Occidente se deja arrastrar por un totalitarismo ideológico asfixiante y retrógado, apoyado por los medios de comunicación con mayor poder económico.

La reacción histérica de los lobbies que controlan el poder en Europa Occidental y en USA y que pretenden imponer su ideología relativista y de “género” a la juventud mundial, demuestra que los países del Este van ahora por el buen camino.

Pienso que los esfuerzos en este sentido de Rusia, Hungría, Croatia, Ukrania, Moldavia, Polonia, etc, merecen ahora el apoyo de quienes defendemos la naturaleza y la libertad.

Enrique Díez