He tenido noticia por Galicia Bilingüe del siguiente hecho que me sigue pareciendo increible:

Una familia rechaza un trabajo en Galicia para evitarle a su hijo la 4ª inmersión en lengua autonómica. El niño, castellanohablante de 8 años, ya había tenido que estudiar en Mallorca, Valencia y Cataluña. La noticia entera está aquí:

http://galiciabilingue.es/gb/2013/08/29/una-familia-rechaza-un-trabajo-en-galicia-para-evitarle-a-su-hijo-la-4-inmersion-en-lengua-autonomica/

La noticia, a mi entender, tiene dos enfoques claros:

  • Jurídico: en la Constitución se establece que todo español tiene el derecho a hablar en español y la obligación de conocerlo. Por tanto, la Educación Pública tiene la obligación de garantizar su enseñanza, que sólo es eficaz si se usa como lengua vehicular. El caso de esta familia es paradigmático.
  • Natural: en este tema volvemos a la Torre de Babel, igual que en el tema sexual volvemos a Sodoma.  «Progresismo» cavernícola puro. En vez de entendernos todos con el menor esfuerzo posible, tendiendo a utilizar un

solo idioma en el mundo, los españoles se han colocado en vanguardia de la estupidez, añadiendo más esfuerzo y coste a la comunicación entre las personas.

Si nos ve un extraterrestre, sale corriendo.

Enrique Díez Coelho