Francisco CampsLas informaciones sobre la educación sexual que están llevando a cabo gobiernos autonómicos como el de Andalucía y el de Cataluña han desatado gran polémica. Sobre todo, cuando este modelo de educación sexual reduccionista y deshumanizador se va a implantar en todos los centros educativos, tal como prevé la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo.

 Lo sorprendente es que un modelo similar de educación sexual ya está en marcha en comunidades autónomas gobernadas por el Partido Popular, como es el caso de la Comunidad Valenciana.

 Desde hace meses, las plataformas de padres Alicante Educa en Libertad (AEL), Castellón Educa en Libertad (CEL) y Valencia Educa en Libertad (VAEL) vienen denunciando que en los centros educativos de esta Comunidad se ha llevado a cabo el Programa de Intervención en Educación Sexual (PIES).

 El PIES es un conjunto de talleres impartidos por personal sanitario dependiente de los centros de salud y destinados a alumnos de 3º de Educación Secundaria Obligatoria (con 14 ó 15 años). Entre los objetivos de los talleres se encuentran «favorecer   el cambio de concepción de la sexualidad», «reconocer la diversidad de las opciones sexuales como un principio» o «capacitar en el manejo de los métodos anticonceptivos de barrera más eficaces». En cuanto a la metodología, es similar a la empleada en las enseñanzas de Educación para la Ciudadanía (EpC), pues con ella se pretende la producción de pensamiento crítico por parte del alumnado, cuestionando o reconduciendo los valores inculcados por los padres.

 Estos son algunos de los contenidos y actividades de los talleres:

  • La diversidad sexual.
  • La respuesta erótica humana.
  • La primera vez.
  • Juego  de siluetas de chicos y chicas, valorar en una escala del 1 al 3 las zonas erógenas en la silueta.
  • Foro de discusión sobre la idoneidad del petting (magreo o sobeteo), como una forma de relacionarse sexualmente alternativa a las relaciones coitales mal manejadas en adolescentes.

Además, en la Comunidad Valenciana se están utilizando materiales provenientes de diversas comunidades autónomas. Así, por ejemplo, Valencia Educa en Libertad ha denunciado que un centro educativo de Alaquás (Valencia) ha empleado material procedente de Andalucía. En este material se explica que

Existen distintas formas de satisfacer el deseo sexual: con el propio cuerpo, autoerotismo, o con otras personas. Estas pueden ser del mismo sexo (homosexualidad) o de distinto sexo (heterosexualidad).

El PIES se ha aplicado durante el curso que ahora acaba en centros de los que es titular la Generalitat Valenciana y en colegios concertados. En muchos de ellos, se ha desarrollado aunque padres de sus alumnos alertaron a las direcciones sobre su contenido y orientación. Tampoco parece que las asociaciones de padres de alumnos hayan informado a sus asociados sobre el carácter voluntario del programa.

Por otra parte, la Consejería de Educación sigue sin dictar las instrucciones que –como le han reclamado AEL, CEL, VAEL– exijan a los centros informar a los padres sobre los programas de intervención que deseen aplicar y que proscriban la participación en ellos de los menores cuyas familias no la hayan solicitado de forma expresa.

«En definitiva», explica Fabián Fernández de Alarcón, secretario general de Profesionales por la Ética, «el Partido Popular ha presentado recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción voluntaria del Embarazo y a la vez introduce en las comunidades autónomas en las que gobierna el modelo de educación sexual que critica».

«De momento», concluye Fernández de Alarcón, «estamos alertando a los padres pero no descartamos acciones de resistencia legítima a este nuevo adoctrinamiento escolar. La evidencia de lo que ocurre en la Comunidad Valenciana obliga a todos los padres a estar encima de esta situación y es una triste muestra de que no se puede confiar ciegamente en los centros escolares, especialmente en temas que, como el de la educación sexual, tienen implicaciones de carácter moral».