Como complemento y ampliación de lo publicado el pasado viernes en esta misma página sobre el éxito alcanzado por la Iniciativa Ciudadana Europea «One of Us» («Uno de Nosotros»), transcribimos a continuación la alentadora nota de prensa que sobre este mismo tema ha emitido el European Center for Law and Justice (ECLJ). Grégor Puppinck, Director de dicha entidad, es uno de los organizadores de «One of Us» y uno de los líderes europeos más destacados en la defensa de la dignidad y los derechos de la persona.

¡LA INICIATIVA CIUDADANA EUROPEA «PRO-VIDA» ONE OF US ALCANZA EL PRIMER LUGAR CON MÁS DE 1.885.000 FIRMAS!

ECLJ, 8 de noviembre de 2013

El lunes 11 de noviembre 2013 se cerrará el cálculo de los apoyos individuales conseguidos por la Iniciativa Ciudadana Europea «One of Us». Este número será mayor de 1.885.000 firmas, lo que hace de esta iniciativa pro-vida el primero y mayor de los éxitos dentro de esta nueva modalidad europea de participación. 20 países han alcanzado el umbral mínimo de firmas requeridas por la Comisión Europea, lo que evidencia que la voluntad de defender el embrión humano está profundamente arraigada en las poblaciones de Europa .

El propósito de la iniciativa «One of Us» es reafirmar que el embrión humano es «Uno de nosotros», que comparte nuestra humanidad. «One of Us » pide a la UE que ponga fin a la financiación de actividades que destruyen embriones humanos. De manera más precisa, la iniciativa exige a la UE que:

«No se hará ninguna asignación presupuestaria para la financiación de actividades que destruyen embriones humanos, o que presupongan su destrucción» , como en particular las «actividades de investigación que destruyan embriones humanos, incluidas las destinadas a la obtención de células madre, y la investigación que implique el uso de las células madre de embriones humanos en las etapas posteriores a su obtención» y «el aborto, directa o indirectamente, a través de la financiación de organizaciones que fomentan o promueven el aborto » .

La prohibición de estos fondos contribuirá en gran medida a la coherencia de la legislación comunitaria, en particular desde la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia en el caso Brüstle v Greenpeace, en la que se afirma que el embrión humano se encuentra protegidoa por la legislación de la UE, así como por el hecho de que el aborto no es competencia de la UE y no es un derecho humano.

Los organizadores de la Iniciativa agradecen sinceramente a todos las personas y organizaciones nacionales que se han organizado destacada y creativas campañasa lo largo de toda Europa. Un número sin precedentes de organizaciones de la sociedad civil han colaborado en cada país y en toda Europa para construir una eficiente red de defensores del valor de la vida humana, y para elevar este mensaje en este nivel político europeo. Durante mucho tiempo, las industrias de biotecnología y los lobbys malthusianos (como es el caso del IPPF) habían tenido una presencia monopolística en el nivel político europeo. Por primera vez, esas fuerzas utilitaristas han sido desafiadas por un profundo contra-mensaje humanista. Frente a la mercantilización y la aniquilación del embrión humano, «One of Us», afirma la dignidad y la humanidad de la vida humana, desde su inicio. En este sentido, los organizadores desean agradecer a la Comisión Europea por su apoyo y eficaz ayuda durante el proceso de recolgida de firmas.

«One of us» es también un éxito gracias al apoyo y la colaboración de las Iglesias cristianas de Europa. Es una fuente de alegría y de esperanza ver a las iglesias católica, ortodoxa y protestantes unidas en para la promoción del bien común .

A partir de ahora, las autoridades nacionales de cada estado miembro tienen 3 meses para certificar el número final de firmas válidas recogidas. Después, dentro de otros 3 meses, la Comisión Europea y el Parlamento se reunirán con los organizadores para discutir en detalle las cuestiones planteadas en la iniciativa.

Tras ello, la Comisión Europea adoptará una respuesta formal presentando qué medidas propondrá en respuesta a nuestra iniciativa. La Comisión no está obligada a proponer medidas legislativas como resultado de la iniciativa. Sin embargo, si la Comisión decide presentar una propuesta legislativa en respuesta a nuestra iniciativa, sería tramitada por el procedimiento legislativo normal.

Los organizadores de la Iniciativa ahora seguirán, ante la Comisión Europea y el Parlamento, abogando por el respeto del ser humano, desde el comienzo de su vida.

http://eclj.org/Releases/Read.aspx?GUID=f2ea0774-d737-4b4b-9ab6-6872002afd6c&s=eur