m-educacion-016

Los padres objetores en la agenda de Gabilondo.  Hoy mismo, algunos de sus representantes se han presentado en la sede del Ministerio de Educación en Madrid para entregar al Sr. Gabilondo una hoja de agenda en la que figura en letras grandes una tarea pendiente: «Recibir a los padres objetores a EpC».

 Madrid, 1 de octubre de 2009. En las últimas semanas se oye hablar de la necesidad de un pacto educativo. La expresión está de moda entre políticos, educadores y líderes de opinión. De hecho, el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ya ha tenido algunas entrevistas en este sentido.

En este contexto, hay un colectivo que lleva bastantes meses queriendo resolver un conflicto que amenaza con ser interminable. Se trata de los objetores a Educación para la Ciudadanía (EpC), cuyos representantes (agrupados en 76 plataformas) han solicitado entrevistarse con Ángel Gabilondo en diversas ocasiones.

Hoy mismo, algunos de esos representantes se han presentado en la sede del Ministerio de Educación en Madrid para entregar al Sr. Gabilondo una hoja de agenda en la que figura en letras grandes una tarea pendiente: «Recibir a los padres objetores a EpC».

Además, los padres objetores han entregado una carta (que se adjunta) dirigida al ministro. En ella se ofrecen de nuevo a sentarse con él para buscar una solución al conflicto de EpC, «que dura ya demasiado tiempo y que tiene judicializado el sistema educativo, tan necesitado de estabilidad».

Y es que la semana pasada, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León notificó dos sentencias reconociendo el derecho a objetar a EpC. Se espera que a lo a lo largo del mes que viene este Tribunal dicte 285 sentencias en el mismo sentido. Mientras, en la Comunidad Valenciana los padres objetores han presentado 250 recursos reivindicando su derecho a objetar ante el Tribunal Superior de Justicia de esa Comunidad.

A todo esto, el pasado 27 de septiembre el ministro de Educación hacía unas sorprendentes declaraciones al diario digital Qué afirmando lo siguiente: «los que objetan creen que han de hacerlo así y luchan desde la legalidad vigente, tienen todo el derecho a hacerlo».

 Como explica Marisa Pérez Toribio, presidenta de Soria Educa en Libertad (una de las 76 plataformas de padres objetores) «es hora ya de sentarse a buscar una solución, puesto que también el pasado 4 de septiembre expresó su disposición a dialogar con los objetores sin que dicha disposición se concretara finalmente en nada».

 La pelota, pues, está en el tejado del Ministerio de Educación. Veremos si responde pero, si lo hace, por parte de los padres objetores a EpC no va a quedar. Se sentarán con la mejor voluntad posible a buscar juntos una solución.