Somos padres de tres hijos objetores con medidas cautelares. Hemos bebido muchas lágrimas. Demasiadas, se lo aseguro. La Plataforma Burgos Educa en Libertad nació por responsabilidad y por contagio, por el efecto simpatía. Mucho tienen que ver en esto, Belén y Marisa, de Soria Educa en Libertad. Pero dejadnos revestir un poco el santo, con ropajes literarios y dos apuntes históricos.

Corría el año 1043. A siete kilómetros de Burgos, en Vivar, nacía Ruy Díaz, el Cid Campeador, nuestro héroe del medioevo que encarna lo mejor del espíritu castellano.

Pues bien, cuando el pasado mes de abril murió Charlon Heston, que protagonizó “El Cid” en una memorable película, los periódicos locales titularon a toda plana: “¡El Cid ha muerto!”. Ciertamente, falleció el Cid americano, pero no el nuestro, el autentico, Ruy Díaz. Sepan ustedes que el Cid cabalga de nuevo a lomos de su caballo Babieca, en el logo y en el espíritu de nuestra Plataforma para ayudarnos a librar nuestra penúltima batalla.

Rodrigo se casa con Jimena. Es un hombre noble y de mirada serena. Mitad esposo y padre,… y mitad objetor de conciencia y guerrero. Rodrigo, porque así lo exigía su conciencia de hombre libre, hizo jurar al nuevo rey de Castilla, Alfonso VI, en Santa Gadea, que nada había tenido que ver con la muerte de su hermano, el rey Don Sancho, asesinado por Bellido Dolfos. El monarca lo desterró de su reino.

Así lo inmortalizó Manuel Machado en su poema “Castilla”:

-“Buen Cid, idos…!

El cielo os colme de venturas…

Calla la niña y llora sin gemido…

Un sollozo infantil cruza la escuadra

de feroces guerreros,

y una voz inflexible grita: “¡En marcha!”

El ciego sol, la sed y la fatiga.

Por la terrible estepa castellana,

al destierro, con doce de los suyos

-polvo, sudor y hierro-, el Cid cabalga”.

Su figura y sus hazañas protagonizaron el Cantar de Mio Cid. Una canción recitada por los juglares de aquellos tiempos medievales: » Dios, que buen vassallo, si oviese buen señore! «.

Pasaron 500 años. Corría el año 1512. El rey don Fernando el Católico sancionaba las Leyes de Burgos o Reales Ordenanzas dadas para el buen Tratamiento de los indios americanos, partiendo de su condición de hombres libres. Estas Leyes constituyen “la primera Declaración de Derechos Humanos”. 1512. Sumen otros 500 años.

28 de febrero de 2009.

¡Padres que tenéis hijos! ¡Hijos que tenéis padres!…

Demócratas y pacíficos guerreros… ¡y hay que ver que guerreras!,

gritad: ¡En marcha! en castellano antiguo;

o si queréis, cantad nuestro himno: ¡Ni – un – paso – atrás! en castellano moderno. ¡A cabalgar! ¡A cabalgar!…

Y cuando vayáis de camino: ¡cantad!, ¡cantad!, aprendices de juglares:

Por la libertad,

por los Derechos humanos y universales,

según las Leyes de Burgos u Ordenanzas Reales,

porque somos como los indios,

HIJOS DE DIOS, es decir, HOMBRES LIBRES.

Damas y caballeros, en nuestra tierra “nobleza obliga”:

¡Oh Dios, qué buenos vasallos si tuvieseis buenos señores!

Familia Ausín Martínez. BURGOS EDUCA EN LIBERTAD.

Intervención en el II Encuentro Nacional de Objetores a EpC.