Ayuntamiento de GetafeLa asociación del polémico Dr. Luis MontesAsociación Derecho a Morir Dignamente (DMD)–  se va instalando poco a poco en los ayuntamientos. Ahora llega al Ayuntamiento de Getafe, en la Comunidad de Madrid, que  ha abierto un servicio de asesoría ciudadana para informar sobre una supuesta «muerte digna». Situada en el centro municipal de salud, el servicio es similar al que ya existe en Rivas Vaciamadrid donde, entre otras cuestiones, se dará información sobre el testamento vital.

 Esta iniciativa la llevará a cabo el Ayuntamiento con la colaboración de la Asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD), la misma que comenzó a  distribuir folletos desde hace más de un año en Centros de Salud de la Comunidad de Madrid en los que, junto a la información sobre el testamento vital, se promueve el concepto de eutanasia, formulada ambiguamente como «libertad de toda persona a decidir el momento y la forma de finalizar su vida». DMD está presidida por Luis Montes, ex jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, población muy cercana a Getafe.

 La actual iniciativa en el Ayuntamiento de Getafe consiste en prestar atención presencial y telefónica (esta última, diaria). Por su parte, el alcalde de Getafe, Pedro Castro, ha afirmado que tiene miedo a que puedan pensar que «esto es la eutanasia o el suicidio asistido» y matizó que el servicio de asesoría del Ayuntamiento está dentro de la ley.

 La Dra. María Alonso, médico de familia en la Comunidad de Madrid, recuerda que la Consejería de Sanidad retiró folletos distribuidos por DMD en Centros de Salud madrileños hace dos años.

 Profesionales por la Ética denuncia y advierte que la información sobre el testamento vital y los cuidados paliativos no pueden proporcionarla  personas que están asociadas para difundir la eutanasia entre la población mediante la confusión y manipulación de términos. Asimismo, resulta escandaloso que se dediquen recursos públicos para que una asociación favorable a la eutanasia informe de un «supuesto derecho a la muerte».