El final de agosto coincide con la última entrega de este año sobre El arte de gobernar. Trata de 3 cualidades básicas para un líder, dirigente o jefe:

  • Respeto de la dignidad humana. En línea con las cualidades anteriores, Courtois reflexiona sobre la disciplina, necesaria en cualquier equipo humano, como un medio pero en ningún caso como un instrumento para humillar o despreciar a la persona. No es una cuestión de formalismos sino de ver en cada colaborador un hombre o mujer irrepetible y dotado de dignidad a la que hay que tratar como tal, sin merma alguna de la autoridad y organización propia de una comunidad o una empresa.
  •  Espíritu de justicia.  La persona que tiene autoridad necesariamente ha de ser justo. Es decir, dar a cada uno lo suyo en el elogio y en la censura. No es justo el jefe que se aprovecha del trabajo de sus colaboradores para «colgarse» una medalla ni tampoco el que se deja guiar por sus simpatías o antipatías para otorgar una responsabilidad a un subordinado. La arbitrariedad y el capricho también están reñidos con la justicia, al igual que el colgar un «sanbenito» a una persona.  El jefe justo, por el contrario, no se deja llevar por las calumnias ni los chismorreos ni los juicios precipitados sobre las personas; escucha a todos, confirma datos, observa mucho y toma decisiones lo más objetivas posibles.
  •  Firmeza.  El que ejerce una responsabilidad debe saber lo que quiere y lo quiere hasta el fin. Es exigente en el fondo y sereno en la forma. El jefe bonachón o voluble no es un buen jefe. «Todo el que no se deja manejar es un jefe». El autocontrol, la fuerza de voluntad y el carácter (no el mal carácter) proporcionan firmeza a la persona. Firmeza no es inflexibilidad ni mucho menos soberbia; la humildad no está reñida con la responsabilidad y no es debilidad sino grandeza.

Teresa García-Noblejas

Ver entradas anteriores:

  •  El sacerdote que enseña a dirigir grupos y personas

http://wp.me/p2BQx7-3ZJ

  • El arte de gobernar (I)

http://wp.me/p2BQx7-41h

  • El arte de gobernar (II)

http://wp.me/p2BQx7-5dN

  • El arte de gobernar (IV)

http://wp.me/p2BQx7-5eu