Profesionales por la Ética ha empezado a hacer llegar a los principales partidos políticos sus exigencias en materia de libertad educativa. La primera formación destinataria ha sido el Partido Popular, y concretamente uno de los ponentes de la Convención Nacional del PP, Ignacio García de Vinuesa, que participa en la ponencia España, sociedad del bienestar.

El documento presentado, titulado Propuestas en materia de libertad de educación, incluye, como exigencias de libertad educativa irrenunciables, las siguientes:

  • La elección del modelo pedagógico por parte de los padres, incluyendo la educación diferenciada por sexos.
  • El libre establecimiento de centros educativos y la creación y renovación de conciertos en todos aquellos lugares en los que haya demanda social de los mismos.
  • El derecho efectivo de los padres a que sus hijos reciban educación en castellano si así lo desean.
  • La supresión del adoctrinamiento estatal o autonómico en materia educativa, especialmente en cuestiones morales controvertidas como la afectividad y sexualidad, que corresponden, en todo caso, a los padres y en quiénes éstos consciente y expresamente deleguen.

Se propone, en este sentido, la generalización, en los centros educativos de titularidad pública, de un impreso de información y consentimiento expreso dirigido a padres y relativo a talleres, charlas y actividades de formación afectivo-sexual.

  • Que la formación en valores sociales y cívicos o en valores éticos se limite a exponer conceptos y elementos de sociología, derecho, politología y filosofía adaptados a la etapa correspondiente y al mundo actual sin imponer como irrefutables valores, opiniones, creencias o ideologías sujetas a discusión y opinión.
  • La introducción gradual del cheque escolar en el sistema educativo como sistema de financiación que otorga a los padres la verdadera potestad de elegir la educación que desean para sus hijos.

Como indica Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética, «esta acción la repetiremos con todas las formaciones políticas. Evidentemente, unas serán más sensibles a nuestras propuestas que otras pero a todas queremos hacerles llegar nuestras propuestas. Creemos que la libertad de educación es la gran asignatura pendiente de un sistema estatalista que se ha reproducido por 17 con el Estado de las Autonomías. Los padres, además, son los grandes ausentes cuando a sus hijos se les imponen ideologías o valores con los que no están de acuerdo o sobre los que no han prestado su consentimiento. El cheque escolar por su parte, es una herramienta de financiación del sistema educativo existente en numerosos países y es hora de que en España empiece a considerarse su introducción gradual».