comite-nacional-bioetica 

La reforma de la ley del aborto implicará a numerosos profesionales.

Madrid, 9 de octubre de 2009. En la tramitación de la futura Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) el Gobierno ha puesto a las instituciones al servicio de su perverso proyecto de legalizar el asesinato de inocentes. La última muestra ha sido el Informe del Comité de Bioética, un organismo consultivo que ha superado todos los límites racionales al reconocer (con un solo voto de discrepancia, el del científico César Nombela), por un lado, que la vida humana se inicia con la fecundación y, por otro, avalar que la mujer puede poner fin a esa vida en las primeras 14 semanas e embarazo.

Para Jaime Urcelay, presidente de Profesionales por la Ética «el Informe del Comité de Bioética refleja que para el Gobierno  la ética, la verdad, el bien y el mal, la dignidad de la persona y los derechos más fundamentales, son contingentes y mudables según interesen a su proyecto ideológico, que en este caso es bien claro: darle la vuelta al Derecho y cambiar el derecho a vivir por el derecho a acabar con la vida de un inocente».

En este contexto, Profesionales por la Ética recuerda que la nueva legislación implicará a numerosos profesionales:  educadores, trabajadores sociales, enfermeros, auxiliares de clínica, administrativos, psicólogos y médicos. Respecto a la práctica del aborto, los profesionales no sólo deben defender su objeción de conciencia sino también promover activamente el derecho a la vida y el apoyo a la mujer embarazada a menudo abandonada, presionada e incluso maltratada. «No olvidemos», ha afirmado Urcelay, «que en esta historia se instrumentaliza a la mujer por intereses ideológicos y económicos, ya que las clínicas abortistas constituyen un lucrativo negocio en el que no existe el consentimiento informado sino más bien un asentimiento desinformado. Además, no olvidemos que si el aborto es establecido como derecho, un profesional sanitario no podrá negarse a participar en él porque podría ser penalizado».

Por último, Profesionales por la Ética recuerda que la Ley de Salud Sexual y Reproductiva e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) incorpora un importante capítulo de educación sexual para las escuelas e institutos. «Habrá que esperar su concreción», explica Urcelay, «pero de momento la inclusión de este capítulo en la ley que liberaliza el aborto no anuncia nada bueno».

Por todo ello, Profesionales por la Ética anima a todos los ciudadanos a manifestarse en Madrid el próximo 17 de octubre a favor del derecho a la vida, en apoyo a la maternidad y contra el aborto. «Esperemos que esta movilización sea un punto de inflexión en la generación de una nueva cultura de la vida que frene esta reforma y acabe con la lacra del aborto que, con la actual legislación, ha impedido nacer a más de un millón de niños», ha concluido Urcelay.