Profesionales por la Ética ha dirigido estos días una carta a los parlamentarios recientemente elegidos para la asamblea de la Unión Europea en la que se les anima a comprometerse en la promoción de políticas a favor de la familia, de la vida y los derechos fundamentales, en todas las áreas de competencia de la UE. Esta petición surge en continuidad de nuestra participación en la campaña previa a las elecciones, puesta en marcha por la Asociaciones de Familias Católicas Europeas bajo el lema “Vota por la familia 2014” y la propuesta por la Fundación Novae Terra “Un juramento por Europa”, de las que nuestra asociación fue delegada en España.

En concreto, en la misiva se solicita a los diputados que como primer paso se vuelva a constituir la Comisión Parlamentaria sobre “Familia, derechos del niño, solidaridad inter generacional, envejecimiento activo, y futuro demográfico” para la legislatura 2014-2019.

Esta Comisión Parlamentaria, se creó en 1999 para llevar a cabo las conclusiones aprobadas en las cumbres sobre la infancia, organizadas por Naciones Unidas a nivel europeo y en los Estados Miembros. Desde que se constituyó, la Comisión Parlamentaria, se convirtió en una plataforma de comunicación y debate en la que participan los miembros del Parlamento Europeo, representantes de la Unión Europea, de los Estados Miembros, de las instituciones nacionales y de las organizaciones pro familia.

La Comisión ha centrado su actividad en el análisis y el seguimiento de las políticas de la Unión Europea en las áreas de empleo, asuntos sociales, empresa familiar, protección de la maternidad, derechos del niño, solidaridad inter generacional, envejecimiento activo y futuro demográfico. Y esa Comisión es la única estructura institucional centrada en las necesidades de la familia.

Así mismo, Profesionales por la Ética recuerda a los europarlamentarios que este año, los Estados Miembros y la Comunidad Internacional, conmemoran el 20º aniversario del primer Año Internacional de la Familia. (1994-2014) Naciones Unidas ha elegido tres áreas principales de trabajo:

– La erradicación de la pobreza y la exclusión social.
– La conciliación de la vida laboral y familiar.
– La promoción de la solidaridad inter generacional.

La presente legislatura, es por tanto, una buena oportunidad para la puesta en práctica de las conclusiones del 20º aniversario del Año Internacional de la Familia, tanto a nivel de la Unión Europea, como de los Estados Miembros.

Para lograrlo, es necesario que esta Comisión funcione como plataforma de activa participación para promover la adopción de Resoluciones por el Parlamento Europeo.

Nuestra entidad, al igual que otras muchas organizaciones de la sociedad civil europeas, está convencida de que al Parlamento de la UE le corresponde un papel fundamental para lograr que las necesidades de la familia se tengan en cuenta como un elemento esencial en el diseño de las políticas sociales, para lo cual es imprescindible contar con la referida Comisión.