Estos días son frecuentes los lamentos y los reproches postelectorales, elegías fúnebres al bipartidismo que, por cierto, no ha muerto aunque haya quedado debilitado. Es evidente que los tiempos son otros y que la manera de hacer política o cambia o la cambian. Pero ellos, en sus urnas de cristal, parecen no haberse dado cuenta hasta ahora.

No se preocupen no me he pasado a Podemos ni a ninguna de sus marcas blancas o negras. Pero reitero que la reacción de la derecha sociológica y política con los de Pablo Iglesias no solo no les ha hecho mella sino que les ha fortalecido. Más tomar nota de las buenas prácticas (crear base social, conexión con la gente, participación ciudadana) y menos apelaciones al miedo porque la mayoría de los jóvenes votantes de Podemos han sido educados en las bondades de las ideologías marxistas y populistas.

En las elecciones se cosecha lo que se ha sembrado, regado y cultivado. Y la derecha española, política y sociológica, ha cultivado el relativismo moral y el progresismo cultural y ahora recoge los frutos.  Si además no se quieren ganar elecciones, pues no se ganan. Y es que los acontecimientos tienen causas y consecuencias. Y necesitamos menos diagnósticos y más prevención y terapia.

Pero este breve articulito no pretende analizar los resultados electorales sino recordar 3 logros en el reconocimiento internacional de los derechos fundamentales que han tenido lugar en el año 2015. Son los siguientes:

  • Julio de 2015: el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas aprueba la Resolución titulada Protección de la familia: la contribución de la familia a la realización del derecho de sus miembros a un estándar adecuado de vida, particularmente por su rol en la erradicación de la pobreza y la consecución del desarrollo sostenible.

La información completa se puede leer en este enlace:

http://www.profesionalesetica.org/2015/07/en-consejo-de-derechos-humanos-de-la-onu-vota-a-favor-del-apoyo-a-la-familia-natural-por-su-contribucion-al-desarrollo-sostenible/

  • Diciembre de 2015: El Parlamento Europeo aprueba el Informe anual de 2014 sobre los derechos del hombre y la democracia y sobre la política europea en esta materia. En él, de manera diáfana, se afirma que “el Parlamento Europeo condena la práctica de la gestación por sustitución (GPA) por atentar contra la dignidad de la mujer, cuyo cuerpo y función reproductiva son utilizadas como mercancías”. (GPA es maternidad subrogada o “vientres de alquiler”).

La información completa, en este enlace:

http://www.profesionalesetica.org/2015/12/el-parlamento-europeo-condena-los-vientres-de-alquiler-otros-organismos-podrian-seguir-el-mismo-camino/

  • Diciembre de 2015: el 63 % de los ciudadanos de Eslovenia se pronuncia a favor del matrimonio natural y de los derechos de los niños a tener un padre y una madre. De esa manera, los eslovenos rechazaban la ley aprobada el pasado mes de marzo que equiparaba el matrimonio natural a las uniones de parejas del mismo sexo, con posibilidad de adoptar menores.

El texto íntegro de la noticia se puede leer aquí:

http://www.profesionalesetica.org/2015/12/historica-victoria-del-matrimonio-natural-y-los-derechos-de-los-ninos-en-el-referendum-de-eslovenia/

¿Cómo se han conseguido estos éxitos? Salvando siempre la acción providente de Dios, que ilumina la inteligencia y alienta la voluntad, para mí que han confluido convicción, inteligencia, buen hacer y determinación por ganar la batalla. Ese es el camino. Si se quiere, se puede.

Teresa García-Noblejas