Si creen que ya se ha dicho todo sobre el aborto, están equivocados. En otoño llega a España Blood Money («Dinero sangriento»), el documental que desvela, sin tapujos, como una educación sexual perversa se diseñó para promover las relaciones irresponsables entre los jóvenes, con preservativos defectuosos, para que las chicas quedaran embarazadas. ¿Con qué fin? Está claro, con objeto de que acudieran a las clínicas abortistas e incrementáran los ingresos de los empresarios de la muerte. A esos que Vd. y yo pagamos con nuestros impuestos desde 1985, que ya son años y ya es dinero. Dinero de sangre.

No se pierdan el trailer con subtítulos en español.

Teresa García-Noblejas