Imparten sesiones a alumnos entre 12 y 16 años

Madrid, 10 de septiembre de 2014. Profesores de la Comunidad de Madrid han denunciado la oferta de talleres de educación afectivo-sexual que les ha llegado a sus centros coincidiendo con el inicio de curso.

Se trata de la propaganda de la Asociación de Planificación Familiar de Madrid. Esta entidad, vinculada a la internacional abortista IPPF, se muestra contraria a la reforma de la actual legislación sobre el aborto y pretende educar a los alumnos en «el respeto a la diversidad de sexualidades» y «alentar la participación en materia de derechos sexuales y reproductivos».

Como explica Alicia Rubio, portavoz de Libres para Educar, una iniciativa de Profesionales por la Ética,  «la educación afectivo-sexual de los alumnos se cuela en las aulas de nuestros sin hijos en el tiempo dedicado a tutoría, con el pretexto de la educación para la salud o como actividad extraescolar».

«Los padres», advierte Rubio, «tenemos que estar muy atentos porque, sin que lo sepamos, nuestros hijos pueden estar siendo adoctrinados en materias tan delicadas como la afectividad y la sexualidad en contra de nuestras convicciones y visión de la vida y la persona».

La legislación nacional e internacional, recuerdan desde Libres para Educar, garantiza el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones. «Los padres únicamente necesitamos ejercer ese derecho sin complejos: no pueden imponer a nuestros hijos una educación afectiva y sexual con la que no estemos de acuerdo» concluye Rubio.

Libres para Educar  propone a los padres que entreguen en la secretaría del centro educativo al que acudan sus hijos un escrito titulado Solicitud de información previa y consentimiento expreso en el que exigen ser informados previamente de las actividades, cursos y talleres de educación afectivo-sexual y materias similares.

Se adjunta modelo de escrito Solicitud de información previa y consentimiento expreso para entregar en las secretarías de los centros educativos.

Solicitud de información previa y consentimiento expreso